Me he quedado sin empleo, ¿y ahora qué?

 

Esta es una pregunta muy habitual en estos tiempos de crisis, donde muchas personas se han quedado sin empleo. De hecho yo me he encontrado en la situación de quedarme sin empleo, y me preguntaba ¿y ahora qué? ¿Qué puedo hacer?

Después de perder el empleo puedes pasar por una o varias fases:

  • una primera en la que puedes estar desconcertado, preguntándote ¿por qué a mi?,
  • puede seguir una fase de “cabreo” con la empresa, culpabilizandola de tu situación,
  • quizá también pueda surgirte un sentimiento de culpabilidad, “claro, estoy en esta situación porque no valgo“.

Si estás en cualquiera de estas fases, no te vas a encontrar en la forma más adecuada para buscar empleo, puesto que tu estado de ánimo se va a ver reflejado en las entrevistas laborales y vas a transmitir esas malas sensaciones. Es aconsejable, siempre que puedas, dejar pasar un poco de tiempo hasta que hayas aceptado tu nueva situación y te encuentres en condiciones más óptimas, con una mentalidad positiva y enfocada hacia al nuevo reto, encontrar empleo.

 

“En busqueda activa de empleo significa que tu trabajo es buscar empleo”

 

Efectivamente, buscar empleo es un trabajo, por lo que es aconsejable marcar una rutina, levantarse temprano, hacer ejercicio para activarte, optimizar la búsqueda on y off line de empleo, así como mejorar la presencia on line para aumentar la visibilidad y facilitar que te encuentren.

Otro factor muy importante es la mentalización que tengas a la hora de buscar empleo. Y esto depende de ti, de como quieras ver tu realidad. Sin duda es cierto que existe poco empleo, es un hecho, pero este hecho puede tener dos visiones distintas o dos realidades:

  • hay mucha gente que no encuentra empleo,
  • hay personas que si encuentran empleo.

¿De qué manera quieres ver la realidad? Tú decides donde quieres focalizar tu atención:

  • es posible que seas una de esas personas que encuentran empleo,
  • encontrar trabajo es imposible puesto que muchas personas no consiguen encontrar empleo.

Tu disposición mental va a marcar la diferencia de cómo afrontes la búsqueda de empleo.

 

Antes de comenzar la búsqueda de empleo es aconsejable seguir los siguientes pasos:

Proceso de autoconocimiento

Escribe en unas hojas todas las cosas que has hecho a lo largo de tu vida profesional, incluyendo todos los detalles posibles. De esta forma podrás valorar mejor la importancia del trabajo realizado, también te darás cuenta de las habilidades desarrolladas y los conocimientos adquiridos o utilizados, así como los logros alcanzados. Esto que escribes no es tu Currículum Vitae, puesto que es demasiado extenso, pero si que te servirá para poner en valor tu experiencia y conocimiento y, también te servirá, para elaborar un CV que te describa perfectamente como profesional.

También es aconsejable responder a estas preguntas:

  • ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo y qué es lo que menos?
  • ¿Cómo te gustaría que fuera tu nuevo trabajo?
  • ¿Qué es lo que no te gustaría hacer?
  • ¿Qué le pedirías a la empresa en la que comenzaras a trabajar?

El objetivo de este proceso de autoconocimiento es definir tu perfil profesional y tu propuesta de valor, saber qué es lo que quieres obtener, para poder concretar la búsqueda de empleo y, sobre todo, para aumentar  la confianza en tu capacidad. Si tienes confianza en ti, aumentará la seguridad en ti mismo y se reflejará en la entrevista de trabajo.

Aprovecha las redes sociales

¿Quieres que te encuentren? Puedes aprovechar el potencial de Linkedin creando y desarrollando tu perfil. ¿No quieres ser un candidato interesante al que le puedan ofrecer propuestas de trabajo? Las redes sociales te pueden ayudar a potenciar tu marca profesional. Muéstrate y demuestra lo que haces. 

¿Tienes una especialidad concreta o eres experto en un campo determinado? Entonces aporta tu conocimiento y experiencia, muéstralo en un blog, participa en foros y debates, en definitiva, muestra tu talento para que puedan valorar tu potencial.

Investiga

¿Cuáles son tus empresas de referencia, las empresas en las que te gustaría trabajar? Busca sus ofertas de trabajo, analiza la información que puedas encontrar y valora qué puedes aportar a esas empresas. Busca contactos y establece conversaciones, en este caso también son muy útiles las redes sociales, puesto que puedes llegar a contactar con mucha gente con la que, a priori, puedes pensar que es imposible contactar.

¿Tienes un proyecto de emprendimiento?

En mi caso me pregunté “¿busco la “seguridad” de un empleo en una nueva empresa, y que pueda volver a ocurrirme de nuevo lo mismo, o me creo el trabajo por mi cuenta?“. Así que me planteé la posibilidad de emprender y me hice una nueva pregunta “¿Qué puedo aportar al mercado?“.

¿Tienes una idea? Valora su viabilidad y las posibilidades de éxito. Sugiero utilizar el modelo de negocio Canvas para definir esa idea. Es importante tener en cuenta, que hoy en día, también es posible emprender sin necesidad de una gran inversión. Emprender no es sencillo, pero tampoco es imposible.

Crea tu red de contactos

Desde mi punto de vista es algo fundamental. Cuanta más gente conozcas más puedes aumentar tu visibilidad y, por tanto, aumentas las posibilidades de que tu propuesta de valor sea aceptada. El networking on y off line no es que sea una posibilidad hoy en día, es una obligación, así que aprovecha las oportunidades. Tambien te puede ayudar a mejorar tu comunicación y depurar tu mensaje. Busca gente que hable tu mismo lenguaje, que te puedan entender, júntate con gente positiva y huye de la gente negativa y de los ladrones de sueños que te absorben la energía.

 

Una vez realizado este proceso, te encontrarás en mejores condiciones para afrontar la búsqueda de empleo y aumentar las opciones para lograr el trabajo deseado o, porque no, comenzar un proyecto de emprendimiento.

 

“El 85% del éxito depende de creer en ti y de tus habilidades para persuadir.” Dale Carnegie

 

Y tú, ¿te encuentras en búsqueda activa de empleo? ¿Tienes claro cuál es el trabajo que quieres? ¿Te has planteado la posibilidad de emprender? ¿Cuál es tu propuesta de valor?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *