Estoy quemado en el trabajo, ¿qué puedo hacer?

 

¿Estás quemado en tu trabajo? Sin duda esta es una situación que no es nada aconsejable. Si estás quemado, no eres feliz, tu carácter se enrarece, no realizas tu trabajo adecuadamente, te afecta en tu vida personal y le afecta a tu entorno,… Entonces, ¿qué podemos hacer en este caso?

 

Imagen de estar quemado en el trabajo

 

Desde mi punto de vista, considero que existen tres opciones para superar esta situación:

  • No hacer nada y seguir igual, por lo que seguramente cada vez estarás más quemado y, posiblemente, lo pagues con tu entorno, con las personas que menos lo merecen.
  • Buscar un nuevo trabajo, que dependiendo de la situación laboral del momento, puede ser más o menos complicado. No obstante, en este caso estamos enviando un mensaje muy importante a nuestro cerebro, “estoy haciendo algo”, por lo que la situación de estrés disminuirá.
  • Analizar el trabajo que realizas y centrarte en las partes positivas, piensa en qué es lo que más te gusta de tu trabajo, en cómo puedes mejorarlo, en lo que puedes aportar y en cómo puedes hacerlo. De esta forma eliminarás los sentimientos negativos centrándote en los positivos y te sentirás más satisfecho y motivado con tu trabajo.

Lo que decidas hacer para salir de esta situación es una elección, tu elección, por lo que depende única y exclusivamente de ti mismo. Desde mi punto de vista, los dos últimos puntos son igual de válidos, mientras que el primer punto es inaceptable. No obstante, parece que el primer punto es el elegido por mucha gente, es decir, prefieren vivir anclados en la queja y no hacer nada por salir de la situación. Ese “no hacer nada” lleva consigo la utilización de múltiples excusas “y qué voy a conseguir”, “no va a valer para nada”, “qué puedo hacer, es lo que hay”,… y, lejos de mejorar la situación, cada vez será peor.

 

“Las decisiones son las bisagras del destino”. Edwin Marham

 

En muchas ocasiones, amigos que estaban quemados en su trabajo, me han dicho “qué suerte tienes, tu trabajo está muy bien, pero el mío…”. ¿De verdad es cuestión de suerte o mala suerte? Si no estás a gusto en tu trabajo… ¿es mala suerte? Es posible que sea así, pero si tú sigues haciendo lo mismo, es decir, no hacer nada, entonces ya no es mala suerte, es tu decisión. Si algo no te gusta ¡cambialo! En tus manos está el poder de cambiar tu realidad.

 

“Tu enfoque determina tu realidad. ¿Cuál quieres que sea tu realidad?”

 

Y tú qué opinas

  • ¿Te encuentras o te has visto en esta situación?
  • ¿Optas por la queja o por la acción?
  • ¿Crees que está en tu mano cambiar la situación?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *