Emprendedor e intraemprendedor, claves para la empresa

 

En esta época de cambios o cambio de época,  el emprendimiento está cobrando cada vez mayor importancia en el mundo empresarial  y, de hecho, las empresas van a tener cada vez más mayor relación con los emprendedores y también comenzarán a utilizar la figura del intraemprendedor o emprendedor interno.

Emprendedor e innovación

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

La colaboración entre empresas y con otras organizaciones, va a marcar la diferencia en el mundo empresarial en un futuro cercano. Desde mi punto de vista, las empresas con mentalidad abierta, que fomenten la divulgación del conocimiento y con espíritu de colaboración conseguirán diferenciarse y serán las empresas referentes en su sector, mientras que las empresas que se mantengan herméticas, poco receptivas a nuevas ideas y poco flexibles ante los cambios que se produzcan, terminarán por quedar obsoletas y desaparecer.

 

“El conocimiento no se gasta por compartirlo, sino que aumenta su valor”

 

 

Empresa y emprendedores

El emprendedor inicia su idea con un elemento imprescindible para el desarrollo de un proyecto, la pasión. Esa pasión es un plus que puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso, que puede acelerar el desarrollo y que puede ayudar a innovar con soluciones diferentes en caso de tener que modificar la idea inicial.

Pero, ¿cómo puede aprovechar una empresa el talento de un emprendedor?

Muchas empresas poseen un departamento de I+D (investigación y desarrollo) o de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), encargados de investigar y desarrollar nuevas soluciones que la empresa pueda comercializar en el futuro.

Entonces, si las empresas ya disponen de esos departamentos, ¿para qué van a necesitar emprendedores?

Las empresas pueden disponer de estos departamentos, no obstante, también pueden apoyarse en emprendedores. Esto no significa que tengan que desaparecer dichos departamentos, sino que pueden ftrabajar de forma complementaria.

Una empresa puede querer desarrollar una nueva idea y para ello pone a trabajar al departamento de I+D en dicha idea. No obstante, ¿las personas de ese departamento van a estar identificadas con esa nueva idea? ¿Tendrán pasión por desarrollar dicha idea o será una obligación, un trabajo en el que es posible que no crean?

Aquí está la diferencia, un emprendedor tiene pasión por su idea, por lo que trabajará más duramente por ella y será más difícil que decaiga su ánimo si surgen contratiempos. Por lo tanto la empresa puede buscar emprendedores o start ups que tengan una idea que les pueda interesar y ser quienes financien el desarrollo de dicho proyecto.

Por una parte, a la hora de iniciar un nuevo proyecto, la empresa puede buscar proyectos existentes que puedan adaptarse a sus necesidades (esta sería la parte relacionada con I+D). Por otra parte, pueden analizar proyectos de emprendedores o start ups y estudiar la posibilidad de incorporarlos como nuevas soluciones (esta sería la parte más relacionada con la innovación) para la empresa.

Actualmente existen colaboraciones en el ámbito de I+D, como por ejemplo, empresas que colaboran con universidades para el desarrollo de proyectos. La Universidad cuenta con personal cualificado de investigación, por lo que la empresa se ahorra el coste de captar y formar personal adecuado para la investigación. Por otra parte, las empresas facilitan a la Universidad que pueda disponer de proyectos reales para sus investigadores. Es por tanto una relación en la que ambas partes obtienen un beneficio, por una parte, optimizando recursos y, por otra parte, reduciendo costes.

También existen concursos, incubadoras y aceleradoras patrocinadas por grandes empresas, especialmente tecnológicas o financieras, para favorecer el desarrollo de proyectos de start ups que puedan aprovechar dichas empresas en el futuro.

Estoy convencido de que esta tendencia va a multiplicarse en los próximos años, desarrollándose de forma exponencial nuevos proyectos de emprendedores que luego puedan ser utilizados por grandes empresas.

Considero que el futuro del desarrollo empresarial va a ser apoyar y financiar el desarrollo de nuevos proyectos, para terminar comprando la idea o ser su cliente.

 

Empresa y el intraemprendedor

¿Cómo influye la figura del intraemprendedor en la empresa?

Toda empresa ha de tener cubiertos estos cuatro perfiles para tener un óptimo funcionamiento:

  • Técnico: encargado de desarrollar la propuesta de valor de la empresa.
  • Directivo: responsabilizado de la gestión y toma de decisiones de la empresa para obtener el mayor rendimiento de la propuesta de valor y entregarla adecuadamente al cliente.
  • Comercial: para abrir mercado, captar clientes, vender la propuesta de valor y desarrollar las relaciones con el cliente.
  • Emprendedor: que es el que ha de desarrollar nuevos proyectos innovadores.

Por lo general, las empresas cuentan con las 3 primeras figuras, no obstante la figura del emprendedor suele ser más difícil de encontrar. En muchos casos, esa figura la adopta el socio o socios fundadores de una empresa, puesto que tienen muy clara la idea de negocio y hacia donde ha de dirigirse.

En bastantes ocasiones esta figura termina por desaparecer con el tiempo, bien porque el socio fundador desaparece o pierde interés, bien porque la empresa crece, aumenta la burocracia y pierde agilidad o bien porque la empresa se acomoda y no acomete nuevos proyectos.

Por tanto, la figura del intraemprendedor tiene como misión innovar, mantener el impulso de renovación y desarrollar nuevos proyectos, aunque esto no quiere decir que todos los proyectos se lleven a cabo.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Sin duda la figura del intraemprendedor requiere de unas características especiales que le ayuden a innovar y desarrollar ideas. Pasión, dinamismo, energía, motivación, flexibilidad y capacidad de adaptación, facilidad de comunicación, empatía, asertividad y liderazgo, son algunas de estas características.

 

¿Cuánto le cuesta a una compañía tener un equipo que sigue haciendo las cosas igual que hace años?

Innovar es una necesidad.

¿Cuánto valen las ideas bien aplicadas y que ofrecen beneficios?

 

En definitiva, considero que en un futuro muy próximo, las empresas que quieran liderar el mercado, deberán contar tanto con emprendedores como con intraemprendedores. Los tiempos cambian y las empresas que se adapten mejor a los cambios serán las que destaquen y sirvan de referencia.

 

Y tú qué opinas

  • ¿Crees que las empresas han de adaptarse a los cambios que están sucedediendo actualmente?
  • ¿Consideras que es posible la interacción entre empresas y emprendedores?
  • ¿Te parece útil la figura del intraemprendedor en la empresa?
  • ¿Crees que habrá mayor comunicación y colaboración entre empresas en un futuro cercano?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

Comparte y disfruta

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *