Tag Archives: Innovación

Jornada: Aprende, Diseña y Emprende

Si pudieras crear algo tuyo… Si quisieras dejar huella de tu obra… Si contaras con la inspiración y el conocimiento… ¿te lanzarías a hacerlo?
 
Estás de suerte, sabemos que tienes un sueño, una misión o un reto que no te deja de rondar por la cabeza, es el momento de actuar… ¿te atreves?
 

Si deseas crear algo tuyo y dejar huella en este mundo, donde cada vez fluyen más ideas y nos enfrentamos a más retos, deberías de participar en nuestra primera edición “Aprende, diseña y emprende”, una jornada para desarrollar la creatividad.

Dedícate este día para trabajar y disfrutar para esa idea que quieres hacer, eso que tanto te ilusiona, esa cosa que te apasiona, esa “tu obra” del mañana, pero qué mejor que empezar desde este mismo momento, desde hoy, tu presente.

Cartel jornada: Aprende, Diseña y Emprende

¿Sabías que la pirámide Acodada fue uno de los primeros intentos de erigir una pirámide de caras lisas? No sabemos si fue un primer intento fallido, pero ahí está dando guerra después de 4.500 años.

Asi que hay que ponerse manos a la obra, si quieres darle forma a tu idea de proyecto, ¿quizá no deberías empezar a practicar como hacerla?

Trabajo en equipo, jornada Arende, Diseña y Emprende

 

Dentro del nuevo programa “Open your mind”, presentamos la primera edición del taller “Aprende, Diseña y Emprende”, organizada en colaboración con la Asociación Emprende con sentido y CowUp Majadahonda Coworking. Una jornada de creatividad, innovación y aprendizaje acelerado donde podrás relacionarte y trabajar con otros emprendedores con sueños afines.

 

Una experiencia en la que aprenderás divirtiéndote y en la que podrás llevarte conocimiento y herramientas (Canvas, Lean Startup, Pechakucha, Scamper,…) que te ayudarán a desarrollar tu propio proyecto.

 

¿Qué te vas a llevar de esta jornada?

  • Conocer un método que te ayudará a definir tu idea de negocio y a validarla con el cliente de forma rápida y al menor coste posible.
  • Aprender habilidades de comunicación que te ayuden a comunicar eficazmente tu proyecto.
  • Utilizar herramientas de creatividad para desarrollar ideas desde cero y que te ayuden a ver las posibilidades que te ofrece el mercado.

Todo esto trabajando en equipo con otros emprendedores y con el apoyo de un equipo mentores.

 

 

Esta jornada es para ti si:

  • Tienes una mente abierta ante nuevas propuestas
  • Dispones de mentalidad de aprendiz y te gusta aprender
  • Disfrutas trabajando con otras personas
  • Te gusta compartir experiencias
  • Te atraen los retos
  • No quieres perder el tiempo con formaciones de larga duración

 

Creatividad e innovación, jornada Aprende, Diseña y Emprende

 

Programa

Sábado 27 de mayo

  9.30: Recepción y acreditación de los asistentes
10.00: Presentación de la jornada
10.20: Formación: Idea, Ejecuta y Comunica (con descanso para café)
13.00: Creación de proyectos
14.00: Comida informal y dinámica grupal al aire libre
16.00: Diseño de proyectos (con descanso para café)
19.00: Presentación y análisis de proyectos
20.30: Networking
21.00: Despedida

 

Coste del taller: 57€

(Este precio incluye desayuno, comida informal y cocktail despedida)

Plazas limitadas: 18 participantes

Oferta hasta el 19 de mayo: 45€

Lugar: CowUp Coworking, C/ Venezuela 8, Majadahonda 28220

 

La jornada se ha inscrito en la European SME Week 2017, dentro de la campaña de la Comisión europea coordinada por la DG Growth (Dirección General de Mercado Interior, Industria y Emprendimiento y PYME) y la SME Assembly para el fomento del emprendimiento. Este evento, del que se ha hecho eco la Agencia EFE, participa en la categoría Educación para el emprendimiento, por su compromiso  y espíritu de divulgación de las técnicas y herramientas para el emprendedor europeo.

 Organizadores y colaboradores

 

“El futuro es presente, se crea a partir de una actitud” 
Alex Rovira

 

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

¿Qué necesita un emprendedor?

 

Después de cinco años como emprendedor, a menudo me planteo varias preguntas ¿puede ser un emprendedor cualquier persona? ¿Es necesario prepararse para emprender? ¿Qué necesita un emprendedor?

 

Qué necesita un emprendedor

 

Indudablemente cada persona tiene diferentes necesidades, pero considero que hay una serie de pasos que serían imprescindibles cubrir para poder emprender un proyecto con unas mínimas garantías de poder tener éxito.

 

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Charles Dickens

 

Autoconocimiento, autoevaluación, puesta en valor

Lo primero que hay que hacer, y que posiblemente no hace todo el mundo, es la de realizar una labor de autoconocimiento o de autoevaluación personal, es decir, conocerse lo mejor posible para saber cómo ponernos en valor.

“Pero si yo me conozco perfectamente”… ¿de verdad? ¿Te has parado a pensar y escribir todo lo que has hecho en tu vida profesional y personal? Has puesto en papel tu trayectoria profesional, tus habilidades y talentos, tus logros,… Esta tarea, aparentemente sencilla, es a menudo complicada de hacer, nos da vergüenza pensar en nosotros mismos, analizar lo que hemos hecho y ver el valor que tenemos.

No es una tarea fácil poner en valor lo que “hacemos habitualmente”, pero todo tiene un valor y debemos de ser conscientes de ello. Debemos conocer todo nuestro valor para saber qué podemos aportar y pensar en cómo queremos que nos vean y mostrar nuestra Marca profesional.

 

“El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él”. Miguel de Unamuno 

 

Apertura de mente

La apertura de la mente es algo que considero que es imprescindible a la hora de emprender. Yo pensaba que era difícil deshacerte de creencias limitantes (de hecho ni sabía que las tenía) y de abrir la mente.

Eso sí, una vez que consigas abrir la mente, no habrá quien la cierre. Estarás abierto a nuevas ideas, descubrirás múltiples posibilidades y oportunidades. Te darás cuenta de que, lo que antes se veía como un problema, pasa a verse como un reto que hay que superar y que te hará crecer.

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

Formación continua

Siempre hay que formarse, uno nunca termina de aprender. El objetivo es crecer como personas y como profesionales, puesto que a la hora de emprender vamos a tener que dar lo mejor de nosotros mismos.

Por otra parte, al comenzar un proyecto como emprendedor te darás cuenta  de la cantidad de cosas nuevas que debes conocer, aunque puede que muchas de ellas no tengas que llevarlas a cabo tú mismo, sí que has de conocerlas.

Un emprendedor sin mentalidad de aprendiz, sin ganas de tener nuevos conocimientos y de aprender continuamente está abocado al fracaso. Invertir en formación es invertir en uno mismo y esa es la mejor inversión que puedes realizar.

 

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”. Eric Hoffer

 

Desarrollo de habilidades

Si comienzas una nueva vida como emprendedor deberás reforzar tus habilidades y desarrollar nuevas habilidades que te ayuden a crecer como profesional.

Habilidades como pueden ser la comunicación, las relaciones públicas y empatizar, la negociación, sin olvidar la faceta comercial, porque aunque no lo creas, vas a tener que vender, pese a que quizá no te guste o consideres que no tienes una “vena comercial”, tú vas a ser el mejor comercial de tu proyecto.

 

Leer e investigar

Esta parte va de la mano de la formación, según vayas leyendo, investigando y formándote, te va a permitir conocer nuevas posibilidades y abrir la mente a un nuevo mundo de oportunidades.

En mi caso, no me di cuenta de todo lo que había leído, investigado y aprendido, hasta que un día me puse a contar los libros que había leído relacionados con el emprendimiento, más de 40. A partir de ese momento tomé conciencia de que, casi sin darme cuenta, devoraba información que me ayudaba a crecer y a desarrollarme como emprendedor.

 

“A menudo nos encontramos ante grandes oportunidades disfrazadas de situaciones imposibles”. Charles R. Swindoll

 

Herramientas de innovación y desarrollo ágil

Nuevos tiempos, nuevos métodos. A la hora de emprender se puede seguir un método tradicional o utilizar nuevos métodos ágiles que te ayuden a clarificar y desarrollar una idea, testeando su viabilidad directamente con el cliente.

Suele ser habitual que haya gente que recomiende comenzar un proyecto haciendo un plan de negocio, pero si no sabes si tu idea es un modelo de negocio, ¿cómo vas a hacer un plan de negocio?

Sin embargo, existe una herramienta, modelo de negocio Canvas, que te ayuda a sintetizar tu idea de negocio y ver si puede llegar a ser un modelo de negocio. Posteriormente se podrá realizar un plan de negocio, si es necesario.

Métodos ágiles como Lean Startup, que te ayuda a desarrollar de forma rápida la idea,  testeando directamente con el cliente para validarla. Con una filosofía de trabajo clara y sencilla “si la idea puede fracasar, que sea lo antes posible y al menor coste”.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Financiación

Lo primero que piensan muchas personas que van a emprender es “necesito financiación”. Pero, ¿de verdad necesitas financiación? Por qué no te planteas, “con lo que tengo, ¿qué puedo hacer?”.

Antes de buscar financiación, ¿puedes invertir tú? Porque eso es algo que te van a preguntar los inversores, si no eres capaz de invertir en tu propio proyecto, ¿por qué van a invertir los demás?

He hablado antes de Lean Startup y de su filosofía, gasta lo menos posible para ver si es viable el proyecto. Si has validado la idea con el cliente y ves que es viable, podrás buscar financiación aportando datos reales, no hipótesis. La mejor financiación es la que viene del cliente, consigue clientes y tendrás ingresos.

 

Red de contactos

Un emprendedor se va a encontrar en muchas ocasiones solo, por lo que es fundamental crear y gestionar una buena red de contactos.

Crear equipo, encontrar colaboradores, tener el apoyo de influencers. Todo esto comienza creando una buena red de contactos. Conocer a personas que puedan aportar valor, compartir experiencias con otros emprendedores (Mastermind groups) y rodearse de personas que te nutran y te ayuden a crecer. Y de la misma forma, crear una red de personas a la que tú puedas aportar valor.

 

Compromiso, Acción y Perserverancia

Si no eres capaz de comprometerte contigo mismo y con tu proyecto ¿quién se va a comprometer contigo? ¿Quién será capaz de apostar por ti, si tú mismo no lo haces?

Y después de comprometerte con tu proyecto, has de actuar. Acción masiva, es decir, acción, acción y acción, para poder alcanzar tus objetivos. La magia no sucede si tú no actúas.

 

“La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue”. Francis Bacon

 

Otra cualidad fundamental para un emprendedor es la de perseverar y ser constante. Puedes tropezar y caerte, chocar contra obstáculos, pero lo que diferencia a un emprendedor que fracasa de otro que alcanza el éxito, es levantarse y continuar, no decaer ni rendirse.

 

Preparación, trabajo, mucho trabajo, acción y perseverancia, son las claves para lograr sacar adelante tu proyecto como emprendedor y lograr el éxito.

 

“Soy un gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo”. Stephen Leacock 

 

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Crees que es necesario formarse para emprender un proyecto? 
  • ¿Te parece que cualquier persona está preparada para emprender?
  • ¿Eres emprendedor, qué necesitas?
  • ¿Piensas que un emprendedor necesitaría alguna cosa más aparte de lo que se ha mencionado?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio
 
 

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Emprendedor e intraemprendedor, claves para la empresa

 

En esta época de cambios o cambio de época,  el emprendimiento está cobrando cada vez mayor importancia en el mundo empresarial  y, de hecho, las empresas van a tener cada vez más mayor relación con los emprendedores y también comenzarán a utilizar la figura del intraemprendedor o emprendedor interno.

Emprendedor e innovación

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

La colaboración entre empresas y con otras organizaciones, va a marcar la diferencia en el mundo empresarial en un futuro cercano. Desde mi punto de vista, las empresas con mentalidad abierta, que fomenten la divulgación del conocimiento y con espíritu de colaboración conseguirán diferenciarse y serán las empresas referentes en su sector, mientras que las empresas que se mantengan herméticas, poco receptivas a nuevas ideas y poco flexibles ante los cambios que se produzcan, terminarán por quedar obsoletas y desaparecer.

 

“El conocimiento no se gasta por compartirlo, sino que aumenta su valor”

 

 

Empresa y emprendedores

El emprendedor inicia su idea con un elemento imprescindible para el desarrollo de un proyecto, la pasión. Esa pasión es un plus que puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso, que puede acelerar el desarrollo y que puede ayudar a innovar con soluciones diferentes en caso de tener que modificar la idea inicial.

Pero, ¿cómo puede aprovechar una empresa el talento de un emprendedor?

Muchas empresas poseen un departamento de I+D (investigación y desarrollo) o de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), encargados de investigar y desarrollar nuevas soluciones que la empresa pueda comercializar en el futuro.

Entonces, si las empresas ya disponen de esos departamentos, ¿para qué van a necesitar emprendedores?

Las empresas pueden disponer de estos departamentos, no obstante, también pueden apoyarse en emprendedores. Esto no significa que tengan que desaparecer dichos departamentos, sino que pueden ftrabajar de forma complementaria.

Una empresa puede querer desarrollar una nueva idea y para ello pone a trabajar al departamento de I+D en dicha idea. No obstante, ¿las personas de ese departamento van a estar identificadas con esa nueva idea? ¿Tendrán pasión por desarrollar dicha idea o será una obligación, un trabajo en el que es posible que no crean?

Aquí está la diferencia, un emprendedor tiene pasión por su idea, por lo que trabajará más duramente por ella y será más difícil que decaiga su ánimo si surgen contratiempos. Por lo tanto la empresa puede buscar emprendedores o start ups que tengan una idea que les pueda interesar y ser quienes financien el desarrollo de dicho proyecto.

Por una parte, a la hora de iniciar un nuevo proyecto, la empresa puede buscar proyectos existentes que puedan adaptarse a sus necesidades (esta sería la parte relacionada con I+D). Por otra parte, pueden analizar proyectos de emprendedores o start ups y estudiar la posibilidad de incorporarlos como nuevas soluciones (esta sería la parte más relacionada con la innovación) para la empresa.

Actualmente existen colaboraciones en el ámbito de I+D, como por ejemplo, empresas que colaboran con universidades para el desarrollo de proyectos. La Universidad cuenta con personal cualificado de investigación, por lo que la empresa se ahorra el coste de captar y formar personal adecuado para la investigación. Por otra parte, las empresas facilitan a la Universidad que pueda disponer de proyectos reales para sus investigadores. Es por tanto una relación en la que ambas partes obtienen un beneficio, por una parte, optimizando recursos y, por otra parte, reduciendo costes.

También existen concursos, incubadoras y aceleradoras patrocinadas por grandes empresas, especialmente tecnológicas o financieras, para favorecer el desarrollo de proyectos de start ups que puedan aprovechar dichas empresas en el futuro.

Estoy convencido de que esta tendencia va a multiplicarse en los próximos años, desarrollándose de forma exponencial nuevos proyectos de emprendedores que luego puedan ser utilizados por grandes empresas.

Considero que el futuro del desarrollo empresarial va a ser apoyar y financiar el desarrollo de nuevos proyectos, para terminar comprando la idea o ser su cliente.

 

Empresa y el intraemprendedor

¿Cómo influye la figura del intraemprendedor en la empresa?

Toda empresa ha de tener cubiertos estos cuatro perfiles para tener un óptimo funcionamiento:

  • Técnico: encargado de desarrollar la propuesta de valor de la empresa.
  • Directivo: responsabilizado de la gestión y toma de decisiones de la empresa para obtener el mayor rendimiento de la propuesta de valor y entregarla adecuadamente al cliente.
  • Comercial: para abrir mercado, captar clientes, vender la propuesta de valor y desarrollar las relaciones con el cliente.
  • Emprendedor: que es el que ha de desarrollar nuevos proyectos innovadores.

Por lo general, las empresas cuentan con las 3 primeras figuras, no obstante la figura del emprendedor suele ser más difícil de encontrar. En muchos casos, esa figura la adopta el socio o socios fundadores de una empresa, puesto que tienen muy clara la idea de negocio y hacia donde ha de dirigirse.

En bastantes ocasiones esta figura termina por desaparecer con el tiempo, bien porque el socio fundador desaparece o pierde interés, bien porque la empresa crece, aumenta la burocracia y pierde agilidad o bien porque la empresa se acomoda y no acomete nuevos proyectos.

Por tanto, la figura del intraemprendedor tiene como misión innovar, mantener el impulso de renovación y desarrollar nuevos proyectos, aunque esto no quiere decir que todos los proyectos se lleven a cabo.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Sin duda la figura del intraemprendedor requiere de unas características especiales que le ayuden a innovar y desarrollar ideas. Pasión, dinamismo, energía, motivación, flexibilidad y capacidad de adaptación, facilidad de comunicación, empatía, asertividad y liderazgo, son algunas de estas características.

 

¿Cuánto le cuesta a una compañía tener un equipo que sigue haciendo las cosas igual que hace años?

Innovar es una necesidad.

¿Cuánto valen las ideas bien aplicadas y que ofrecen beneficios?

 

En definitiva, considero que en un futuro muy próximo, las empresas que quieran liderar el mercado, deberán contar tanto con emprendedores como con intraemprendedores. Los tiempos cambian y las empresas que se adapten mejor a los cambios serán las que destaquen y sirvan de referencia.

 

Y tú qué opinas

  • ¿Crees que las empresas han de adaptarse a los cambios que están sucedediendo actualmente?
  • ¿Consideras que es posible la interacción entre empresas y emprendedores?
  • ¿Te parece útil la figura del intraemprendedor en la empresa?
  • ¿Crees que habrá mayor comunicación y colaboración entre empresas en un futuro cercano?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

Aprender y emprender. Mi historia como emprendedor

 

Mi historia como emprendedor comenzó con una palabra que es posible que te suene… ERE. Exacto, fui uno de tantos afectados por un expediente de regulación en la crisis de estos últimos años.

La empresa donde trabajaba, una multinacional en la que poco antes creía que me ofrecía una seguridad y estabilidad laboral considerable, decidió cerrar una de las líneas de producción y despedir a la mitad de la plantilla. Así que, en esa nueva situación me planteé una pregunta ¿buscaba nuevamente trabajo o creaba mi propio trabajo? Bien podía optar por buscar de nuevo la “seguridad” de una empresa, con el riesgo de volverme a encontrar en el futuro de nuevo en la misma situación, es decir, el paro. O bien, me planteaba la posibilidad de aprovechar mi experiencia profesional y mis conocimientos para ofrecer algo diferente en el mercado y crear mi propio trabajo.

¿Algo arriesgado? Quizá si, pero ¿qué seguridad me puede ofrecer una empresa? El futuro del mercado laboral está cambiando, desde mi punto de vista las empresas serán organizaciones cada vez más livianas, con menos personal propio y con mayor nivel de subcontratación. Por lo que cada vez serán más necesarios profesionales especializados que ofrezcan servicios puntuales.

Emprender

 

“Un hombre con una idea es un loco hasta que triunfa”. Mark Twain

 

Así que me decidí por crear mi propio trabajo y los pasos que seguí en el desarrollo de mi proyecto emprendor fueron los siguientes:

Decisión… ¿Qué hago?

Como he dicho antes, esa fue la duda que me asaltó al plantearme mi futuro profesional, buscaba de nuevo un trabajo por cuenta ajena, pudiendo volver a sucederme  la misma historia, o me creaba mi propio trabajo.

Anteriormente ya me había encontrado en una situación similar, dos trabajos en empresas muy importantes y contratofin de obra“. Después de 14 y 21 meses respectivamente, terminaron las “obras” y me encontraba de nuevo en la casilla de salida. Por lo que en esta ocasión decidí comenzar mi aventura como emprendedor.

Definición de mi idea de proyecto

Las siguientes preguntas que me planteé fueron:

  • ¿Cómo puedo aprovechar mi experiencia profesional?
  • ¿Qué es lo que se hacer?
  • ¿Qué es lo que puedo ofrecer y cómo me puedo diferenciar?
  • ¿Qué es lo que me gustaría hacer

Esta última pregunta es vital, desde mi punto de vista, a la hora de emprender. Puedes realizar una huida hacia adelante y seguir dedicándote a lo que sabes hacer, pese a que a lo mejor no te gusta, o puedes ver como podrías monetizar aquello que te gustaría hacer, por supuesto con una formación adecuada. En mi caso desarrollé dos proyectos, uno relacionado con lo que había hecho en mi vida profesional como ingeniero y otro en el que desarrollaba aquello que me gustaba, un proceso de reinvención profesional en el que trabajar con Redes Sociales, Marca Profesional, Motivación y RRHH, Formación,…

Aprendizaje

Emprender era algo nuevo para mi y, como sucede en todo lo nuevo, era necesaria la formación. La apertura de mente es algo muy necesario a la hora de emprender, por lo que necesitaba ejercitar mi mente de una forma diferente, aprender a ver oportunidades en lugar de problemas. Por ello hice un programa de formación para emprendedores en una escuela especializada, Jung&Proyect

¿Podría haber hecho un MBA? Sin duda, pero lo que quería era emprender y crear una empresa, no dirigir la empresa de otra persona. Por lo que he visto, los MBA forman directivos y no enseñan tanto a emprender, o por lo menos es lo que yo creo.

El emprendedor debe tener mentalidad de aprendiz, la formación ha de ser continuada y cuanto más receptivo estés para absorber nuevos conocimientos, mayor apertura de mente. Aumentarás tu capacidad de resolución de problemas y mejorarás tu creatividad y capacidad de innovación.

Puesta en marcha del proyecto

Aterricé mi idea de negocio utilizando una herramienta muy útil, el modelo Canvas de Negocio. Una vez definida mi idea de proyecto y con una nueva mentalidad mucho más abierta, pasé a poner en marcha esa idea y a desarrollarla, es decir, pasarla del papel a la realidad, por lo que tuve que generar contenido, crear una web, comenzar un blog,…

Búsqueda de colaboradores

Considero que este punto es algo fundamental. Antes de buscar clientes busqué colaboradores. ¿Colaboradores para qué? Colaboradores para poder ampliar mi oferta, no tenía que dedicarme yo a todo, podía especializarme en algo concreto pero podía ofrecer los servicios o productos de mis colaboradores, ampliando de esa forma mi oferta. Y otro punto a tener en cuenta, igual que yo prescribo los servicios o productos de mis colaboradores, ellos prescriben los míos. Por lo que de esa forma amplías tu red comercial, puedes llegar a más potenciales clientes de lo que podrías hacer tú solo.

Trabajé mi red de contactos, tanto de colaboradores como de posibles clientes y de conectores con clientes. Esto es algo a tener muy en cuenta puesto que tu red de contactos puede tener un valor incalculable.

Trabajar, trabajar, trabajar

Normalmente se escucha la frase, “si crees puedes”,… pero hace falta algo más, el trabajo, por lo que la frase completa sería

“si crees y trabajas, puedes”

Sin duda al emprender tienes que trabajar horas y más horas, fines de semana seguramente, no tendrás horarios, … pero lo harás por una buena causa, tu propio proyecto. Quizá la meta a alcanzar pueda ser tener un horario magnífico, no obstante, para alcanzarlo es necesario invertir muchas horas y dedicar mucho trabajo. ¿Merece la pena? Desde mi punto de vista, sin duda.

¿Cuáles son las cualidades de un emprendedor?

Las principales cualidades de un emprendedor son la constancia y la tenacidad, la fe en uno mismo y en sus posibilidades, sin olvidarnos de la pasión, apertura de mente, actitud de aprendiz,… Todo es posible y si crees en ti y trabajas firmemente, eres capaz de conseguir lo que te propongas.

 

¿Tienes un sueño? ¿Crees en ti?

Entonces, ¿qué te impide trabajar por tus sueños?

Si no pudieras fracasar… ¿a qué te dedicarías?

 

“Todos los sueños están para cumplirse si tienes el coraje de perseguirlos”. Walt Disney

 

Y tú que opinas, ¿te atreves a emprender tu propio proyecto? ¿Qué sabes hacer? ¿Qué te gustaría hacer? ¿Cómo te gustaría que fuera tu vida dentro de 5 años?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

¿Gasto o dejar de ganar dinero por no invertir?

 

Habitualmente se escucha “no podemos invertir porque es muy caro”, pero la realidad es que podemos estar dejando de ganar dinero por no realizar una inversión. Generalmente nos centramos en el corto plazo, el “coste o gasto”, y no analizamos el coste de dejar de invertir, es decir, ver cuanto dinero estamos dejando de ganar si no se realiza esa inversión.

Coste o inversión

Veamos unos cuantos campos en los que considero que es necesario invertir a nivel empresarial aunque también a nivel personal.

Formación

En muchas ocasiones la formación se imparte “por obligación”, por lo que los resultados no suelen ser los esperados. En otras ocasiones no se imparte formación, simplemente porque se considera que es cara.

 

“Si crees que la formación es cara, prueba con la ignorancia”

 

Desde mi punto de vista, la formación continua es imprescindible y nos ofrece múltiples ventajas: mantenerse actualizado, aprender nuevas habilidades o mejorar las existentes, fomentar la motivación (la persona que recibe la formación se siente importante dentro de la organización puesto se muestra interés en su formación).

La formación es más efectiva cuando se explica su sentido, es decir, el por qué y para qué se imparte y qué se espera conseguir con la misma.

 

Motivación

Se habla mucho acerca de la motivación, “hay que estar motivados”, “debes motivas a tu gente”, …, pero ¿acaso la motivación está firmada por contrato? Cuando se firma un contrato laboral, ¿existe una clausula en la que se diga que debes estar permanentemente motivado?

Por una parte, resulta imposible motivar a alguien que no quiere ser motivado. Muchas veces he escuchado “a mi que me motiven”, pero si tú no estás estás dispuesto a estar motivado, cualquier intento de motivación resultará inútil. Muchas personas están esperando a que en su empresa “les motiven”, pero cómo les van a motivar si no están abiertos a la motivación, si su respuesta va a ser de queja, bien sea porque no es lo que esperan o, sencillamente, porque no saben qué es lo que quieren.

La motivación comienza en uno mismo, si tú no estás dispuesto a motivarte, nadie te va a conseguir motivar. Entonces ¿cómo podemos motivarnos? Evitando la queja y centrándote en las cosas positivas de tu trabajo. En mi caso lo que hice fue lo siguiente, si veía algo negativo, en lugar de quejarme, analizaba la forma en la que podía cambiarlo, si no podía cambiarlo, intentaba ver la parte positiva, de esa forma conseguía cambiar mi actitud.

El enfoque que des a las cosas que te suceden, influye en cómo te comportarás después. Si das un enfoque positivo te comportarás de forma positiva y tu acción estará dirigida positivamente. Por el contrario, si el enfoque es negativo, no haces nada por cambiarlo y solo te quejas, tu actitud será negativa y el resultado será amargura, la cual solo la padeces tú y la transmites a tu entorno.

 

La visión de las cosas y tu actitud es cuestión únicamente tuya, tú decides cómo afrontar la situación.

 

También se escucha habitualmente “el jefe ha de motivar”, ¿por qué? El jefe lo que ha de hacer es evitar desmotivar a su gente. Un líder ha de ser ejemplo, ha de ser capaz de automotivarse  y de esa forma transmitirá positivismo y la motivación fluirá de forma natural.

A la hora de afrontar nuestro trabajo, ¿y si nos centramos en las cosas positivas que nos ofrece? Podemos encontrar dos alternativas:

  • ¿No existen? Entonces ¿por qué sigues con ese trabajo? Intenta cambiar de trabajo. “No es posible… es imposible, hay crisis, a mis edad, …”, esto son simples excusas. Si tú no eres capaz de creer en ti y en tus posibilidades, entonces ¿quién va a creer en ti? No hacer nada no es una posibilidad, la amargura sigue existiendo y la principal víctima eres tú.
  • ¿Existen? Entonces céntrate en esas cosas positivas e intenta disfrutar de tu trabajo y aporta lo mejor de ti.

 

Innovación

Una de las frases más repetidas acerca de la innovación es la de “es caro”. Pues si es caro apostar por hacer cosas nuevas y que produzcan beneficios, ¿cuánto puede costar seguir haciendo lo mismo una y otra vez a la espera de conseguir resultados distintos? ¿Cuánto te puede costar no escuchar ni hacer caso de nuevas ideas?

Cada vez más empresas apuestan por la innovación, por dedicar parte del tiempo de sus empleados a proyectos distintos a su trabajo habitual.

  • 3M: se cede un porcentaje del tiempo del empleado para participar en proyectos en los que estén interesados.
  • Indra: se presentan nuevos proyectos y se permite la adhesión voluntaria de los empleados que quieran participar en los mismos.
  • Google: indudablemente es un modelo de innovación a seguir. Continuamente prueba infinidad de nuevas propuestas, desarrolla multitud de nuevos proyectos y tiene enormes beneficios económicos, pero no porque todos los proyectos sean rentables, hacen muchas pruebas, tienen múltiples fracasos, pero los éxitos son también enormes y los beneficios superan con creces a las pérdidas.

De esta forma, una parte del tiempo de trabajo se emplea en desarrollo personal, el empleado se siente motivado con nuevos retos y puede aportar toda su creatividad.

Cuando trabajamos en lo que nos gusta, damos lo mejor de nosotros. Cuando estamos satisfechos con nuestro trabajo, lo desempeñamos de forma óptima por lo que mejora la rentabilidad. De esta forma, aunque pueda parecer lo contrario, no estamos “perdiendo tiempo” productivo, sino que lo optimizamos y trabajamos de forma más adecuada.

 

“Si estás dispuesto a perder un poco, aumentarás tus posibilidades de ganar mucho”. Anxo Pérez (Los 88 peldaños del éxito)

 

Puedes pensar que hay empresas o personas que “tienen suerte”, pero realmente son ellas los que crean su propia suerte. ¿Crees en la suerte o prefieres tener el control de tu destino y crear la suerte? Puede que las circunstancias sean adversas, pero tú decides la actitud que adoptas y las decisiones que quieres tomar frente a las mismas. 

 

 “El futuro es presente, se crea a partir de una actitud”. Alex Rovira

 

Aunque, como decía Moustache en la película “Irma la dulce”, “… eso es otra historia”, y hablaré acerca de la suerte en otro artículo.

 

Y tú que opinas, ¿consideras la inversión como un coste o como una oportunidad? Si pudieras elegir ¿a qué tipo de proyectos emplearías parte de tu tiempo laboral? ¿Tienes ideas que consideres que puedan aportar un valor añadido a tu trabajo?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

¿Espacio de trabajo productivo o jaula de oro?

 

¿Prefieres trabajar en un entorno agradable? ¿Te gustaría que tu espacio de trabajo sea lo más agradable posible o por el contrario lo podrías considerar como una jaula de oro

A mi desde luego me gusta trabajar en un espacio de trabajo en el que me encuentre cómodo, que me pueda inspirar y ayudar a desarrollar mi creatividad. Desgraciadamente he tenido que trabajar en espacios poco estimulantes y, desde luego, no son lo más recomendables para desarrollar adecuadamente el trabajo. Falta de luz, falta de espacio, mala ubicación, mala climatización, …, en definitiva, una larga lista de problemas que podemos encontrarnos frecuentemente en muchas oficinas.

 

Foto de una oficina

 

Servicios adicionales

En cierta ocasión, comentando acerca de los servicios adicionales que se ofrecían a los empleados que trabajaban en la Ciudad del Santander, la persona con la que estaba hablando me dijo “si, todo eso está muy bien, pero es una jaula de oro, te dan esas posibilidades porque quieren que estés allí un montón de horas“. Efectivamente es posible, pero ¿no es verdad que en otras empresas se hacen jornadasde sol a sol” sin ninguna de esas ventajas?

Desde mi punto de vista, las empresas deberían ofrecer servicios adicionales a sus empleados para facilitarles la vida, ahorrándoles el tiempo que emplearían en esas tareas una vez fuera del trabajo. Supongamos que en el lugar de trabajo se dispusiera de estos servicios: restaurantes, gimnasio, fisioterapia, servicio médico, guardería, oficina bancaria, supermercado, academia de idiomas, lavandería, …, el empleado podría disponer de más tiempo libre puesto que podría realizar muchas de las tareas que hace en su vida personal sin necesidad de desplazarse, es decir, se conciliaría mucho mejor la vida personal y la profesional.

¿Utopía? No, existen empresas que disponen de alguno de los servicios adicionales mencionados. “Claro, pero lo hacen por su interés“, se podría pensar. Indudablemente, pero es un interés de forma indirecta. Facilitar ciertos servicios supone que el empleado pueda estar más satisfecho con la empresa y eso repercute en su trabajo, un trabajador satisfecho es más eficiente y eso no tiene que ver con el número de horas que esté en el puesto de trabajo, es más, generalmente a más horas menor efectividad y mayor estrés.

 

Espacio de trabajo

¿Necesitas un espacio de trabajo fijo? Esta pregunta se la están planteado muchas empresas, por lo que están cambiando su política respecto al espacio de las oficinas, es decir, cada vez dedican menos espacio a una oficina tradicional y lo sustituyen por espacios de uso común. Se permite que un empleado pueda ubicar su lugar de trabajo cada día en el lugar que prefiera. Existen puestos libres de uso común que pueden ser elegidos independientemente del trabajo que se realice. Incluso, al disponer de una cobertura wifi suficientemente amplia, se puede llegar a trabajar en los espacios exteriores en los días de buen tiempo.

También se facilita el trabajo desde casa en función de la necesidad del empleado, si no es imprescindible ir a la oficina, puede elegir quedarse en su casa y realizar desde allí su trabajo.

Pero ¿que sucede si se trabajara siempre desde casa? Desde mi punto de vista no es aconsejable. Es posible que haya personas que estuvieran cómodas trabajando de esta forma, sin embargo considero que es aconsejable acudir algún día por semana a la oficina, para relacionarse y compartir ideas. Los extremos no suelen ser buenos, en el punto intermedio suele producirse el rendimiento óptimo.

Empresas como Google, dan mucha importancia a los espacios creativos y de relajación para sus empleados, los consideran necesarios para que el empleado se encuentre a gusto y pueda desarrollar todo su talento y creatividad. Evidentemente, esto repercute en la innovación y en el desarrollo de nuevas ideas.

 

Foto de las oficinas de Google en Zurich

 

La importancia del Facility Managment

El espacio de trabajo no lo puede gestionar cualquiera, si existen profesionales en ese campo por algo será. Yo he padecido una mala gestión del espacio de trabajo, debido a la idea de “esto lo puede hacer cualquiera, así que me encargo yo de estructurar el espacio“, y el resultado no fue precisamente el más óptimo:

  • salas de reuniones exteriores con exceso de ventanas, que había que cerrar en las reuniones si se realizaba una presentación, mientras que, por otra parte, había despachos interiores sin luz natural ni ventilación,
  • desigual distribución de las oficinas, unas sobredimensionadas (para una sola persona) y otras infradimensionadas (para varias personas),
  • departamentos situados en varias plantas, cuando podían estar ubicados en una misma planta, añadiendo un problema de falta coordinación y comunicación.

Los resultados de una mala gestión del espacio pueden ser: malestar de los empleados, problemas de ergonomía, problemas de saludfalta de eficacia en la coordinación y comunicación,… Por tanto, lo más aconsejable es recurrir a profesionales especializados para diseñar un espacio de trabajo adecuado.

 

En definitiva, es posible actuar en el entorno de trabajo, tanto en la racionalización del espacio físico, de forma que se mejore la comodidad del espacio de trabajo, como en la dotación de servicios adicionales, para ayudar a conciliar la vida laboral y personal.

 

“Las personas serán más creativas cuando se sientan motivadas principalmente por el interés, la satisfacción y el desafío del propio trabajo y no por las presiones externas.” W. Edwards Deming

 

Y tú, ¿consideras que es importante el espacio de trabajo? ¿Cómo te gustaría que fuera tu espacio de trabajo? ¿Consideras que un espacio en el que te sientas a gusto puede ayudar a desarrollar tu creatividad? ¿Te gustaría disponer en tu empresa de servicios adicionales que te ayudasen a conciliar tu vida personal y profesional? ¿Cuáles? 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

¿Aprovechan las empresas el talento de sus empleados?

 

En los momentos de crisis es cuando se hace más necesario aprovechar al máximo el talento de los empleados. Son quienes realizan el trabajo, por tanto, pueden ser quienes aporten sugerencias y nuevas ideas que ayuden al crecimiento de la empresa.

 

“Una empresa no puede prosperar si no tiene a sus empleados detrás”. Neville Isdell

 

Tan solo es preciso confiar en ellos, un poco de motivación y fomentar el sentido de pertenencia, algo que aparentemente puede ser sencillo, pero que desgraciadamente no suele suceder. Entonces, ¿cómo podemos aprovechar el talento de los empleados en beneficio de la empresa?

 

Marca personal 

Potenciando la marca personal de los empleados, su marca profesional, podemos potenciar la marca de la propia empresa. Si la empresa cuenta con buenos profesionales desarrollará mucho mejor su propuesta, bien sean productos o servicios. Los clientes tendrán mayor confianza para trabajar con esa empresa, puesto que pueden comprobar que van a estar en manos de buenos profesionales. No obstante, para desarrollar su propia marca profesional, esos profesionales necesitan conocerse adecuadamente y valorar todo su potencial.

Formación

También es imprescindible una formación adecuada, por una parte para que el trabajador esté siempre actualizado como profesional y, por otra parte, para que el trabajador se sienta importante dentro de la organización, es decir, que sienta que creen y confían en él, puesto que la empresa desea contar con un profesional plenamente cualificado.

Motivación 

Algo que influye directamente en la motivación del trabajador es la forma en la que vemos nuestro trabajo, conocer el sentido del trabajo que se realiza y ver su importancia dentro de la empresa. La formación y la remuneración también son factores que influyen directamente en la motivación.

Remuneración

Cada vez se valoran más, conceptos como el horario, la flexibilidad laboral, la autonomía a la hora de gestionar el trabajo, …, que suponen un valor añadido a la retribución del trabajador. Las condiciones que cada trabajador desea, van a ser diferentes en función de sus necesidades o intereses. Lo que para una persona puede ser fundamental, para otra puede tener un carácter más secundario.

Hoy en día existen múltiples posibilidades a la hora de ofrecer unas condiciones retributivas adecuadas para cada trabajador, por lo que se pueden preparar paquetes retributivos que engloben los siguientes conceptos:

  • salario,
  • formación,
  • variable por objetivos,
  • reconocimiento de logros (innovación),
  • seguros médicos o planes de pensiones,…

Sentido de pertenencia

La motivación es un factor fundamental a la hora de desarrollar el sentido de pertenencia. Este sentido de pertenencia no quiere decir, como muchas veces se escucha, que se vaya a “heredar la empresa“. Sencillamente significa sentir a la empresa como algo importante en tu vida, un lugar donde te puedes desarrollar profesionalmente y, por qué no, puedes alcanzar la felicidad laboral, es decir, un buen ambiente en el que trabajar y sentirse satisfecho profesionalmente con el trabajo que se realiza.

Indudablemente es necesario que se den los factores adecuados para conseguirlo, como pueden ser la motivación (interna y externa), el reconocimiento personal y profesional, el salario y los paquetes retributivos complementarios, así como las condiciones laborales (horario, flexibilidad, autonomía, entorno, …).

 

Foto del proceso de innovación

 

Innovación

Se habla mucho de la innovación, y desde luego es fundamental para la supervivencia de la empresa. Contrariamente a lo que se piensa, no es necesario invertir grandes cantidades de dinero en innovación. La innovación surge de las ideas de las personas y, por tanto, depende de la propia empresa el estimular e incentivar las ideas de sus empleados para fomentar la innovación.

Un empleado con un elevado sentido de pertenencia hacia su empresa, estará más comprometido y aportará ideas que pueden ayudar a la innovación.

 

 “La innovación no es cuestión de dinero, es cuestión de personas”. Steve Jobs

 

Según un estudio realizado por Madison Perfomance Group, un empleado comprometido puede ser un 38% más productivo, y las empresas con mayor nivel de compromiso consiguen un incremento de un 9% en los resultados de la empresa.  Según el estudio, el 86% de esos empleados motivados afirman sentirse felices en el trabajo.

Los trabajadores comprometidos son más creativos, se implican más y se convierten en los principales defensores de su empresa. También se caracterizan por transmitir valores positivos a su entorno y por generar sentido de pertenencia hacia la empresa.

 

“No podemos esperar resultados diferentes si hacemos siempre lo mismo”. Albert Einstein

 

Y tú, ¿consideras que en tu empresa se valora el talento interno? ¿Crees que puedes aportar ideas en tu empresa y que las tendrán en cuenta?  ¿Te sientes valorado? ¿Se podría mejorar la innovación dentro de tu empresa? ¿Cómo? 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

Quienes somos

Foto de Angel Partida

Angel Partida, Socio fundador de Reinnovatio

 

¿Por qué nace Reinnovatio?

 

Estamos viviendo un cambio de época donde hay que adaptarse a los nuevos paradigmas.

Queremos ayudar a las personas a desarrollar todo su talento y potencial.

Queremos ayudar a las empresas a desarrollar el talento de su potencial humano, para ser más innovadoras, eficientes y eficaces, mejorando así su rentabilidad.

 

 

¿Cómo te ayudamos?

 

Facilitando a las personas el proceso de autoconocimiento, logrando de esta forma una mejora de la confianza en sí mismas, permitiendo así que puedan desarrollar todo su potencial y toda su creatividad.

Ayudando a las empresas a que aprovechen el talento de sus empleados para poder consolidarse y crecer.

Desarrollando la marca profesional de las personas y la imagen corporativa de las empresas, logrando un mayor beneficio y reconocimiento gracias a ellas.

Optimizando sistemas y métodos de trabajo en las empresas.

 

¿Qué hacemos para lograrlo?

 

Un proceso de mentoring basado en el conocimiento tanto de las personas como de la empresa, la definición de objetivos, la ejecución del plan de acción y del seguimiento de las acciones, potenciando la innovación  y la mejora continua.

 

¿Qué es el mentoring?

 

Es un proceso en el cual aportamos  nuestro conocimiento y experiencia, aprovechando también el conocimiento y experiencia del cliente, para obtener la mejor solución posible.

 

 

Nuestra Misión

 

Ayudar a las personas a valorar su talento para desarrollarse como profesionales.

Posibilitar a nuestros clientes el proceso de transformación en sus empresas, facilitando crear una cultura de creatividad e innovación para lograr destacar en su sector y que sean más rentables.

Potenciar la comunicación tanto interna como externa, puesto que los principales activos de una empresa son sus empleados y sus clientes.

Dotar con una mayor razón de ser a las empresas y dar mayor sentido al trabajo, buscando generar compromiso y responsabilidad en el empleado, potenciando el talento y la innovación.

 

 Nuestra Visión

 

Ser descubridores y potenciadores del talento de las personas.

Ser un referente por la capacidad de optimizar y racionalizar sistemas para mejorar la rentabilidad de las empresas.

Ser un ejemplo en la apuesta por el capital humano de las empresas, detectando y potenciando el talento de las personas.

Ser reconocidos por fomentar la innovación y la mejora continua en las empresas.

 

 Nuestros Valores

 

Búsqueda del talento
Capacidad de análisis y optimización
Creatividad e innovación
Coherencia
Pasión por nuestro trabajo
Satisfacción del cliente