Nuevos tiempos, nuevos métodos para los negocios

 

Estamos viviendo una época de cambios o, como muchos dices, un cambio de época. Actualmente a la hora de emprender se puede optar por desarrollar modelos de negocio tradicionales o bien por aprovechar nuevos métodos para desarrollar modelos de negocio diferentes.

El pasado lunes 22 de febrero impartí un taller sobre el modelo Canvas y Lean StartUp en Villanueva de la Cañada en el que hablaba precisamente de esto, de cómo podemos aprovechar los nuevos métodos de desarrollo ágil de negocios.

desarrollo de negocio

Lo primero que debemos de tener en cuenta al comenzar un proyecto de emprendimiento es que solo el 5% de las empresas sobreviven al quinto año de vida, es decir, un 95% se quedan en el camino. El futuro del emprendedor es incierto y requiere de una gran dosis de perseverancia si no se quiere formar parte de ese 95%. Eso si, no hay que tener miedo al fracaso, sino plantearnos ¿por qué no puedo tener éxito? Si ponemos nuestro foco en poder alcanzar el éxito, mayores serán nuestras posibilidades de lograrlo.

Por otra parte debemos realizar una labor de autoconocimiento, es decir, debemos tener claro cuál es nuestro propósito a la hora de emprender y el sentido de nuestro proyecto. Por qué y para qué hacemos las cosas, dónde queremos llegar, cómo vamos a conseguirlo, o en otras palabras, la misión, visión y estrategia. Sin olvidarnos de nuestros valores, los pilares sobre los que asienta cualquier proyecto que emprendamos.

Esta fase inicial de análisis nos va a facilitar la tarea a la hora de comunicar nuestro proyecto. Si, comunicar, porque si no comunicamos nuestro proyecto, ¿cómo lo van a conocer nuestros potenciales clientes? Y a la hora de comunicar nada mejor que apelar a la parte emocional, crear una historia que nos permita conectar con el cliente.

 

Alternativas al negocio tradicional

Muchos emprendedores recurren a la idea de negocio tradicional para desarrollar su proyecto, necesito un local o una oficina, tengo que realizar inversiones para lanzar mi producto,… pero ¿es realmente necesario? Es posible que si, pero existen alternativas, veamos algunas:

  • En lugar de comprar o alquilar un local, puedes llegar a un acuerdo con alguien que disponga de un local pero que es posible que lo tenga infrautilizado durante un determinado tiempo, por ejemplo un centro comercial en el que puedas ayudar a dinamizar las mañanas con tu actividad.
  • Puedes alquilar un espacio en un centro de negocios para utilizar una sala de reuniones, disponer de un puesto o de una oficina solo cuando lo necesites, evitando elevados coste fijos.
  • Evitar comprar stock de material intentando llegar a un acuerdo que pueda ser beneficioso para el proveedor y que sea él quien se encargue de enviar directamente los pedidos.
  • Crear un prototipo y testearlo con el cliente para validarlo antes de comenzar con la producción, evitando el elevado coste que supone un proceso de producción.

Este último ejemplo está basado en Lean StartUp, un método científico basado en un desarrollo ágil y que busca validar la idea directamente con el cliente, y sin necesidad de realizar grandes inversiones. Una vez testeado y validado comenzaría el momento de invertir en la producción, puesto que ya se ha comprobado la validez de la idea y el interés del cliente por nuestro producto o servicio.

La filosofía de Lean Startup es muy clara:

  • Si tienes que fallar que sea lo antes posible y al menor coste
  • Sal de la oficina y habla con el cliente

 

Proceso Lean Startup

  • Aterriza tu idea en papel y desarrolla hipótesis utilizando el modelo Canvas
  • Diseña y crea un prototipo de forma sencilla
  • Testea el prototipo con el cliente, valora su interés y obtén información
  • Analiza los datos obtenidos 
  • Revisa las hipótesis iniciales y modifica si es necesario
  • Itera: repite el ciclo hasta que el prototipo esté validado
  • Una vez validado comienza con el desarrollo de producto

En este momento es cuando pasas de tener una idea de negocio a tener un modelo de negocio y a la fase de desarrollo de producto, pudiendo ver si es repetible (no es un evento puntual) y escalable (crecimiento de la idea o producto).

 

Pivotando la idea de negocio

Una vez testeado tu prototipo con el cliente, puede ser que debas realizar modificaciones y tengas que pivotar la idea inicial en función de las necesidades del cliente. Este concepto puede ser utilizado la hora de lanzar una idea, por una nueva empresa, que compita con un producto existente en el mercado, como por empresas consolidadas que lancen un nuevo producto. Veamos dos ejemplos:

Caso Gillette

En el mercado existía un producto de gran calidad, las navajas de afeitar, sin embargo era un producto muy caro. King Camp Gillette vio la posibilidad de cambiar el modelo de negocio, en lugar de que el modelo de negocio fuera venta de una maquinilla de afeitar, el modelo de negocio iba a ser la venta del consumible, las cuchillas. En la Primera Guerra Mundial llegó a un acuerdo con el ejercito amerciano, en el que suministraba un kit de afeitado para los soldados. Al finalizar la contienda se habían consumido 3,5 millones de maquinillas y 32 millones de cuchillas.

Caso Xerox

En 1959 Xerox lanzó al mercado un producto revolucionario que superaba ampliamente las prestaciones de los productos existentes, la 914. Sin embargo tenía un handicap, su elevado coste que era de 29.500$. El equipo era muy caro por lo que las empresas no querían comprarlo, aunque las prestaciones eran realmente interesantes, puesto que no necesitaba un papel especial como otras copiadoras, sino que utilizaba el papel estandar. El nuevo modelo de negocio fue alquilar por 95$ al mes incluyendo 2.000 copias, a partir de las cuales se facturaban 4 cts por copia extra realizada.

 

Nuevas ideas de negocio

Como comentaba al inicio, los cambios que estamos viviendo están provocando que se planteen y desarrollen nuevas ideas de negocio, produciéndose una evolución de las ideas de negocio. Modelos de negocios como los de economía colaborativa están revolucionando el mercado, llegando a ser una competencia muy seria para los modelos de negocio tradicionales. Casos como los de AirBnB, BlaBlaCar, Uber, Wallapop o JobandTalent son una muestra de estos casos. Ponen en contacto a usuarios con distintos roles (comprador, vendedor) mediante una plataforma, satisfaciendo las necesidades de ambos.

Una vez vistos estos ejemplos, ¿crees que sería posible darle una vuelta a tu idea de negocio y desarrollarla desde otro punto de vista?

 

Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Has utilizado el modelo Canvas? 
  • ¿Recomendarías su utilización?
  • ¿Conoces el método Lean Startup?
  • ¿Lo has utilizado?
  • ¿Qué te parecen los nuevos modelos de negocio?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Comparte y disfruta

    2 Responses to Nuevos tiempos, nuevos métodos para los negocios

    1. Roberto Tinte García dice:

      Muy buen artículo Angel.

      Yo remarcaría en tres puntos esenciales en los que apoyarse de cara a elaborar nuevas ideas de negocio en base a estos mecanismos que nos presentas, y que bien sabes estoy aplicando en mis modelos de negocio:

      1. Comunicar
      2. Perseverar
      3. Explorar siempre el valor añadido y/o diferencia de nuestro modelo
      4. Ser metódico
      5. Testear mucho nuestro modelo
      6. Estar dispuesto a realizar cambios constantemente (pivotar)
      7. Moverse mucho. Visitar clientes, ir a networkings, eventos
      8. Leer mucho.
      9. Por último, y sin ser menos importante, reconocerse uno mismo en lo que es experto, seguir especializándose, y apoyarse en colaboraciones en las áreas que necesitamos cubrir pero no controlamos.

      Gran trabajo Ángel
      Saludos

      • Angel Partida dice:

        Muchas gracias por tu comentario y por tu apoyo Roberto.
        Sin duda lo que comentas es muy acertado y sobre todo, es lo que estás poniendo en práctica.
        Creo que lo principal para conseguir resultados es confiar en uno mismo, en sus posibilidades y en su proyecto, con dos ingredientes adicionales, la perseverancia y el aprendizaje continuo.
        Un cordial saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *