Category Archives: Emprendedores

Jornada ADE, la inspiración se llevó la mejor parte

¿Que pasa cuando quieres materializar la creatividad? Cuando quieres diseñar tu obra o un legado que te haga sentir orgulloso y no sabes por donde empezar, entonces es el momento de actuar.

Se cuenta que uno desea reconocimiento social hasta los 40 y a partir de entonces necesitamos el reconocimiento personal, que es el que nos llena. De ahí surgió la inspiración para nuestra idea de crear y conceptualizar un evento enfocado principalmente en esa creatividad que tenemos y que queremos mejorar, aunque a veces nos cueste encontrarla…

Asi comienza nuestra jornada piloto, mucho más enriquecedora de lo que llegamos a pensar. Todavía hoy estoy asimilando esta experiencia tan positiva que ocurrió el pasado sábado 27 de Mayo en nuestra primera edición del evento Aprende, Diseña y Emprende.

Foto 1ª jornada Aprende, Dieña y Emprende

Al comienzo de esta edición preguntamos a nuestros 15 participantes qué deseaban llevarse del evento y entonces se convirtió en algo más que un reto, era un compromiso. Las expectativas estaban sugiriendo ocupar un lugar privilegiado en las mentes de todos ellos, no les podíamos fallar.

Al terminar el evento prometí escribir un artículo con el resultado de todo lo que vivimos y con las palabras que nos dijeron. Así que ésta es la prueba escrita, esta es la huella que por mi parte dejo de esta increíble experiencia. Os iré contando qué significó cada palabra propuesta con ellos, sin duda un segundo reto, a ver que os parece.

La primera palabra fue creatividad, y la verdad es que rompieron barreras, desarrollar proyectos que no eran de su propiedad les dejo la mente libre, cada idea que iban añadiendo al proyecto se iba consolidando más, todavía siento un escalofrío y una intensa emoción. Por eso cuando se habla de inteligencia social y colectiva hay que comprenderla solo en momentos puntuales, es cuando el pensamiento logra fluir en el mismo lugar dentro de un grupo de personas abiertas a ello, y sí, en aquel momento la inspiración los visitó y se quedó allí viendo como trabajaban…

Conocimiento fue la segunda, muchos de ellos ignoraban el significado de algún tecnicismo pero no les preocupó preguntarlo, ponerse en modo esponja no les costó trabajo, habían asumido que venían a aprender y la curiosidad les enseño el camino.

La tercera fue motivación, dicen que es algo que crece en nuestro interior y la ilusión es lo que manifestamos de ella al exterior, pues las vimos a las dos en cada participante. El brillo en la mirada es inconfundible, cuando uno es feliz, imaginando, creando y compartiendo es el mejor motivo para contagiar su ilusión al resto, pude comprobarlo.

Pero hay una que me hizo pensar, transformación, ¿lograríamos transformar alguna mente? Eso son palabras mayores… Pues sí, el eco de algunas afirmaciones al terminar el evento me hicieron darme cuenta que si, ¡que lo habíamos logrado! Se pusieron en modo mente abierta y lograron transformar y cambiar ideas que hasta entonces habían estado fijas, incluso alguno se reía pensando que su proyecto personal necesitaba cambiarse por completo.

Foto de la jormación, jornada ADE

Y seguimos, la siguiente colaboración, aquí la verdad es que fue emocionante, todo debía celebrarse en la sala principal y ello conllevaba mucho estrés por estar cambiando la disposición del mobiliario en varias ocasiones durante aquel día. Pues todos nos convertimos en un gran equipo que colaboraba activamente en la organización de las cosas, con ello logramos ahorrar tiempo en un timing muy muy ajustado. Lo que hace el mirar por los demás, ¡increíble, surgió la magia! Disfrutaban de cada momento, se estaban conociendo y nos estábamos conociendo, organización y participantes todos al unísono.

La confianza llegó después, una palabra ambiciosa, ¿realmente se llega a confiar en los demás durante 12 horas de participar en un evento? La respuesta es afirmativa, la predisposición, las ganas, aportar el know-how de cada uno, la puesta en común de ideas, el trabajar conjuntamente, dejarse llevar por la inspiración, vivir momentos intensos, divertidos, aprender, todo eso se traduce en confiar en tu entorno.

Vamos con otra palabra más, impulso, esto fue lo más emocionante. Una vez desarrollado cada proyecto, cada equipo salió al escenario con una energía y con un impulso propio de los grandes empresarios actuales. Se comían el mundo, defendían cada proyecto como si de verdad fuera “su proyecto”, estaban muy seguros de saber contarlo y definirlo, eran resolutivos y estaban viviendo una gran emoción al hacerlo.

La siguiente es iniciativa, es casi hermana de la anterior, en este contexto la iniciativa les llevo por un camino escarpado, pero salieron triunfantes. No había más que verlos, soluciones de las que dudaban en la puesta en común interna de cada grupo, en la exposición final se arriesgaron, y claro, el resultado fue muy sorprendente, a día de hoy no se cual de los tres proyectos presentados me gusta más.

Foto de la dinámica al aire libre, jornada ADE

Fortalezas y crecimiento son las siguientes palabras, si no eres fuerte no puedes crecer, se te queda grande, con cada palabra, cada razonamiento, cada paso se iban haciendo más fuertes y grandes, se comían sus miedos e inseguridades.

Otra palabra muy importante, que ya ha salido dentro de estas definiciones, es inspiración, realmente uno debe buscar su lugar y momentos de inspiración, pero también es bueno saber que una persona te puede servir de inspiración. Cuando muchas cabezas piensan a la vez, no existe motor en el mundo que genere más fuerza, y es entonces en esos momentos cuando se hace presente y se comparte por igual.

Miedo fue una de las últimas palabras, quizás por un participante que venía de un largo camino. Pero no fue eso lo que vi en sus ojos al transcurrir el día, se integraba muy bien, a pesar de no conocer a los organizadores, solo nos leyó en un blog y se arriesgo a venir, yo no le llamaría miedo, sino valentía. Agradezco su visión de las cosas, la sinceridad es una de las acciones que más nos hace reflexionar en este mundo, gracias por compartir tus ideas y pensamientos con nosotros interesante perspectiva.

Curiosamente la última fue tecnología, cómo explicar que un concepto tan intangible se puede convertir en tangible. Pues es fácil, se buscó información a través de sus dispositivos móviles y, en gran medida, la tecnología jugaba un papel crucial en cada proyecto grupal, de una manera u otra era imprescindible. Hablaban de aplicaciones móviles para los proyectos, impresoras 3D, Redes Sociales y nuestros mentores también les ayudaron a conocer mejor las herramientas que nos ofrece el mercado a través de la evolución tecnológica actual. Quizás Transformación Digital, Realidad Aumentada y Big Data son la respuesta a la tecnología más inmediata en nuestros negocios, quién sabe.

Trabajando el mdelo Canvas, jornada ADE

Son 14 palabras que se han sentido, se han vivido, se han contado, se han escrito y se han transmitido, sobre todo en sonrisas, miradas, acciones y pensamientos. Pero lo más importante, es lo que nos han contado con su feedback final, han superado todas estas expectativas tan exigentes de la mañana. ¡Uff, prueba superada! Todos nos fuimos con una inyección de energía y motivación. 

Como bronche final ahondamos en las emociones, era necesario, hay que identificarlas, siempre, conocernos es crecer en el día a día.

Foto de los mentores de la jornada ADE

Moraleja:

Equivocarnos nos va a llevar al éxito a través de la experiencia; desaprender y aprender, esto no tiene nunca fecha de caducidad. Juzgar antes de conocer no nos va a dejar ser empáticos, y sin eso no podremos conocer al que tenemos en frente; ser amable, dar abrazos y vivir con corazón nos hará ser mejores y crecer desde nuestro interior.

Tienes que sonreír, es gratis y te pone sexy, la vida es fugaz, vivamos intensamente y no importa intentarlo una y otra vez, porque “todo gran esfuerzo tiene su gran recompensa”, pero lo más importante es vivir sin miedo, porque ser valiente es reconocer que lo tienes, pero que vas a ir de frente hacia él.

Por último, arriesgar en cualquier circunstancia de la vida será lo que nos va a convertir en espartanos, no seremos 300 sino tres mil o los que queramos ser, todo aquel que quiera abrir la mente y nunca más cerrarla, ese ocupara un lugar importante en la mente del resto, hasta el infinito y más alla.

Foto de equipos y final de grupo, jornada ADE

 

Y tú qué opinas,

  • ¿Participaste en la jornada ADE? 
  • ¿Te gustaría participar en una próxima edición? 
  • ¿Crees que la inspiración puede surgir en este tipo de eventos?
  • ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

Patricia Sánchez-Plaza
Comunicación / Relaciones Públicas / Eventos
Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Jornada: Aprende, Diseña y Emprende

Si pudieras crear algo tuyo… Si quisieras dejar huella de tu obra… Si contaras con la inspiración y el conocimiento… ¿te lanzarías a hacerlo?
 
Estás de suerte, sabemos que tienes un sueño, una misión o un reto que no te deja de rondar por la cabeza, es el momento de actuar… ¿te atreves?
 

Si deseas crear algo tuyo y dejar huella en este mundo, donde cada vez fluyen más ideas y nos enfrentamos a más retos, deberías de participar en nuestra primera edición “Aprende, diseña y emprende”, una jornada para desarrollar la creatividad.

Dedícate este día para trabajar y disfrutar para esa idea que quieres hacer, eso que tanto te ilusiona, esa cosa que te apasiona, esa “tu obra” del mañana, pero qué mejor que empezar desde este mismo momento, desde hoy, tu presente.

Cartel jornada: Aprende, Diseña y Emprende

¿Sabías que la pirámide Acodada fue uno de los primeros intentos de erigir una pirámide de caras lisas? No sabemos si fue un primer intento fallido, pero ahí está dando guerra después de 4.500 años.

Asi que hay que ponerse manos a la obra, si quieres darle forma a tu idea de proyecto, ¿quizá no deberías empezar a practicar como hacerla?

Trabajo en equipo, jornada Arende, Diseña y Emprende

 

Dentro del nuevo programa “Open your mind”, presentamos la primera edición del taller “Aprende, Diseña y Emprende”, organizada en colaboración con la Asociación Emprende con sentido y CowUp Majadahonda Coworking. Una jornada de creatividad, innovación y aprendizaje acelerado donde podrás relacionarte y trabajar con otros emprendedores con sueños afines.

 

Una experiencia en la que aprenderás divirtiéndote y en la que podrás llevarte conocimiento y herramientas (Canvas, Lean Startup, Pechakucha, Scamper,…) que te ayudarán a desarrollar tu propio proyecto.

 

¿Qué te vas a llevar de esta jornada?

  • Conocer un método que te ayudará a definir tu idea de negocio y a validarla con el cliente de forma rápida y al menor coste posible.
  • Aprender habilidades de comunicación que te ayuden a comunicar eficazmente tu proyecto.
  • Utilizar herramientas de creatividad para desarrollar ideas desde cero y que te ayuden a ver las posibilidades que te ofrece el mercado.

Todo esto trabajando en equipo con otros emprendedores y con el apoyo de un equipo mentores.

 

 

Esta jornada es para ti si:

  • Tienes una mente abierta ante nuevas propuestas
  • Dispones de mentalidad de aprendiz y te gusta aprender
  • Disfrutas trabajando con otras personas
  • Te gusta compartir experiencias
  • Te atraen los retos
  • No quieres perder el tiempo con formaciones de larga duración

 

Creatividad e innovación, jornada Aprende, Diseña y Emprende

 

Programa

Sábado 27 de mayo

  9.30: Recepción y acreditación de los asistentes
10.00: Presentación de la jornada
10.20: Formación: Idea, Ejecuta y Comunica (con descanso para café)
13.00: Creación de proyectos
14.00: Comida informal y dinámica grupal al aire libre
16.00: Diseño de proyectos (con descanso para café)
19.00: Presentación y análisis de proyectos
20.30: Networking
21.00: Despedida

 

Coste del taller: 57€

(Este precio incluye desayuno, comida informal y cocktail despedida)

Plazas limitadas: 18 participantes

Oferta hasta el 19 de mayo: 45€

Lugar: CowUp Coworking, C/ Venezuela 8, Majadahonda 28220

 

La jornada se ha inscrito en la European SME Week 2017, dentro de la campaña de la Comisión europea coordinada por la DG Growth (Dirección General de Mercado Interior, Industria y Emprendimiento y PYME) y la SME Assembly para el fomento del emprendimiento. Este evento, del que se ha hecho eco la Agencia EFE, participa en la categoría Educación para el emprendimiento, por su compromiso  y espíritu de divulgación de las técnicas y herramientas para el emprendedor europeo.

 Organizadores y colaboradores

 

“El futuro es presente, se crea a partir de una actitud” 
Alex Rovira

 

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Tengo una idea de negocio… ¿y ahora qué?

¿Te has planteado emprender, pero estás desorientado? ¿Tienes una idea de negocio pero no sabes cómo continuar?

Imagen - Tengo una idea de negocio... ¿y ahora qué?

Estoy metido en el mundo del emprendimiento desde 2011, y en todo este tiempo he estado investigando, aprendiendo, experimentandoformándome y formandoconociendo a emprendedores y sus proyectos, puediendo ayudar a desarrollar bastante de estos proyectos. Por ejemplo, en los Mastermind para emprendedores, que organizo y coordino en Boadilla desde hace casi 4 años, han pasado más de 120 emprendedores para compartir y poder desarrollar más rápidamente sus proyectos.

Comencé en este mundo del emprendimiento debido a un ERE que realizó la empresa en la que había estado trabajando durante 9 años. Como no estaba muy convencido de buscar de nuevo la “seguridad de trabajar para una gran empresa”, puesto que ya había pasado por tres de ellas, me pregunté qué podía aportar al mercado con mi experiencia dentro del sector industrial.

Así que me decidí por investigar y conocer más sobre el mundo del emprendimiento, fui a eventos, leí artículos, me formé, aterricé y definí mi propuesta de valor y di forma a dos proyectos, Mantenimiento & Mentoring Industrial y Reinnovatio.

Pero para emprender no solo basta con tener una idea, de acuerdo, tienes una idea… ¿y después?

 

Seguir el modelo tradicional

Lo habitual que hacen muchos emprendedores es seguir un modelo tradicional para montar un negocio, es decir, “necesito un espacio (oficina, tienda,…), necesito una infraestructura adecuada, necesito registrar la marca, …”, es decir, se incurre en una serie de gastos que, en muchas ocasiones, se pueden reducir o evitar.

En cierta ocasión, un emprendedor, tras contarme su idea de negocio y después de escuchar las ideas que se me ocurrieron para mejorar su propuesta, me dijo “entonces, tú enfocas la idea para reducir costes”. Efectivamente, desde mi punto de vista, hay que analizar todas las posibilidades e intentar minimizar los costes para poder disponer de más tiempo para validar la idea.

Estoy acostumbrado a escuchar alguna de las siguientes frases cada vez que hablo con un emprendedor y me comenta su proyecto:

  • No cuento la idea no sea que me la copien… Pues si no cuentas la idea, ¿cómo vas a poder validarla? ¿Cómo vas a poder conseguir clientes? ¿Cómo van a conocer tus potenciales clientes tu propuesta de valor y comprarla?
  • Tengo que hacer el plan de negocio… ¿Si no sabes si tu idea es un modelo de negocio, cómo vas a hacer un plan de negocio? Aterriza tu idea de negocio con un modelo Canvas, el plan de negocio lo harás más adelante, cuando se necesite, si es que llega a necesitarse.
  • Tengo que registrar la marca, no sea que me la quiten… ¿Y el dominio en internet, lo has comprado? La marca no es lo primero, hay muchas cosas que hacer antes de registrar la marca.
  • Hasta que no esté todo perfecto no salgo al mercado… Posiblemente ese momento sea demasiado tarde, hay que testear la idea con el cliente lo antes posible.
  • A nadie se le ha ocurrido antes… O sí que se le ocurrió antes a alguien pero desestimó la idea, ¿es posible  que otras personas desistieran de la idea porque no les parecía viable o porque la probaron y no funcionó?
  • No tengo competencia en mi sector… ¿De verdad? ¿Has realizado un estudio de mercado, has investigado a fondo si hay competencia? ¿O sólo es una intuición?
  • Necesito un socio… ¿De verdad lo necesitas o es por miedo a la soledad? ¿Qué aporta al proyecto tu posible socio? ¿Tenéis las mismas ideas?
  • Necesito financiación… ¿Para qué la necesitas? ¿Se puede comenzar el proyecto sin necesidad de invertir? Con lo que tienes, ¿qué puedes hacer?
  • Necesito una oficina o un local… ¿Para qué? ¿Es necesario para desarrollar tu idea de negocio? ¿Puedes utilizar alternativas como un centro de negocio o coworking? ¿Puedes realizar tu negocio online?
  • La web ha de estar perfecta, me juego la imagen… No te preocupes, nadie la va a ver a menos que teclee tu dominio, para Google no existes hasta pasado un cierto tiempo.
  • Tengo que estar presente en las redes sociales…  ¿Cuál es tu estrategia? ¿En qué redes sociales vas a tener presencia? ¿Cuál va a ser tu calendario de publicación? ¿Aportas contenido de calidad?

 

Modelo alternativo para el desarrollo de proyectos

Un emprendedor puede optar por ese modelo tradicional o bien puede seguir un modelo alternativo, Lean Startup, que es un método científico, ágil y que permite validar lo antes posible la idea con el cliente, ofreciendo datos para decidir si se continúa, si es necesario ajustar o pivotar la idea inicial o si hay que optar por desestimar la idea de negocio.

 

Filosofía Lean Startup: “si puedes fracasar, que sea pronto y al menor coste posible”

 

A la hora de desarrollar un proyecto de emprendimiento sugiero seguir una serie de fases aumentar las posibilidades de éxito del proyecto.

  • Autoconocimiento: análisis de mi valor como persona y como profesional. Cómo soy, qué aporto, qué necesito. Definir habilidades, talentos, experiencia y conocimiento, virtudes y defectos.
  • Formación: es necesario abrir la mente para poder ver posibilidades. Para ello hay que leer, investigar, desarrollar las habilidades y aprender otras nuevas, obtener herramientas que nos ayuden a desarrollarnos como emprendedores.
  • Definir la idea de negocio: aterrizar la idea en un papel, realizar un modelo Canvas y analizar las diferentes hipótesis de trabajo.
  • Recursos: qué necesito, qué tengo. Con lo que tengo ¿qué puedo hacer?
  • Lean Startup: desarrollo ágil de un prototipo para validarlo directamente con el cliente, analizar los datos, ajustar el modelo, pivotar la idea si es necesario y lanzar la propuesta de valor lo antes posible.
  • Acción: trabajo, trabajo y trabajo. Se suele ver solo el éxito de otros emprendedores de referencia, pero no se suele apreciar el trabajo que existe por detrás. Si no existe acción no se producen resultados.

 

“Soy un gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo”. Stephen Leacock

 

En definitiva, emprender no es fácil pero es posible, para ello necesitas conocerte en profundidad, aterrizar y definir tu idea de negocio, formarte, ser ágil y validar cuanto antes la idea con el cliente y aplicar acción, se necesita mucho trabajo para conseguir resultados.

 

Y tú qué opinas,

  • ¿Te has planteado emprender tu propio proyecto? 
  • ¿Te sientes perdido? 
  • ¿Has comenzado tu proyecto?
  • ¿Has pensado en cómo te gustaría que fuera tu vida dentro de 5 años?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

El fracaso en el emprendimiento

 

Cuando se habla de emprendimiento, el fracaso es un concepto denostado. Sin embargo, el fracaso debería ser tratado como algo normal, como una parte del aprendizaje del emprendedor.

Sin duda, es mucho mejor si no se fracasa, no es obligatorio pasar por ese trance, aunque a veces pdría ser aconsejable que se produzca un fracaso. No obstante, el fracaso no debería ser tratado como una tragedia, sino que debería aceptarse como una posibilidad que puede darse, y que con ese posible fracaso se pueden extraer conclusiones positivas.

Es posible que no debamos utilizar la palabra fracaso y si utilizar otros sinónimos que no sea tan drástica y que no marque tanto. Quizá debemos sustituir la palabra fracaso por intento fallido, fallo o error.

 

Fracaso Exito

 

Sin embargo, cuando somos niños, el fracaso es algo normal, es partde del proceso de aprendizaje. No obstante, según vamos cumpliendo años, el fracaso comienza a tornarse en una maldición y cuando somos adultos, el fracaso se convierte en un estigma.

¿Cómo aprenden los niños a caminar? Se caen, se levantan y se vuelven a caer, no cesan en el intento. ¿Se rinden? No, lo intentan una y mil veces, hasta que lo consiguen. Tienen un objetivo, imitar a los mayores y andar. Según estudios, un niño se cae una media de 125 veces al día al aprender a andar, sin embargo siguen levantándose e intentando de nuevo andar.

Y ¿cómo aprenden los niños en general? Preguntando y practicando el método de prueba y error. Si fallan, no pasa nada, intentan otra cosa hasta lograr lo que quieren.

Entonces, ¿qué es lo que pasa cuando nos hacemos mayores? ¿Por qué nos rendimos con tanta facilidad? ¿Por qué no seguimos probando, aunque fallemos, para intentar lograr nuestros objetivos?

 

En España solemos ser bastante despiadados con el fracaso, con el emprendedor que no logra sus objetivos. En algunas ocasiones, hay personas que pueden albergar un sentimiento de desear que una persona que emprende, fracase en el intento. Quizá porque ese emprendedor se ha atrevido a hacer algo que ellos mismos no se han atrevido a hacer. Algo así como “si yo no me he atrevido a hacerlo, que otro no lo consiga”. Afortunadamente, considero que este sentimiento no se da muy a menudo.

Por el contrario, en Estados Unidos, un país donde el emprendimiento tiene un mayor arraigo, se respeta al emprendedor que ha fracasado. Un emprendedor que haya fracasado en un negocio, puede incluso conseguir  financiación más fácilmente.  ¿Por qué sucede esto? Simplemente porque esa persona lo ha intentado, con lo que ha demostrado decisión, y al fracasar, ya sabe qué es lo que no debe hacer en el nuevo proyecto si quiere poder tener éxito.

 

“He fallado más de 9000 tiros en mi carrera, he perdido casi 300 juegos, 26 veces han confiado en mí para tomar el tiro que ganaba el juego y lo he fallado.

He fracasado una y otra vez en mi vida y eso es por lo que tengo éxito”.

Michael Jordan

 

De todas formas, considero que está comenzando a cambiar la tendencia de rechazar el fracaso. Cada vez se habla más sin complejos acerca del fracaso. De hecho, existe la “Noche de los fracasos” (o de las cagadas, Fuck up nights en el original). 

 

En estos eventos, se presentan casos de “fracaso” de emprendedores, siempre con sentido del humor. Es habitual encontrar eventos en los que se presentan casos de éxito de emprendedores, pero no es tan habitual que los emprendedores hablen de sus fracasos, por lo que al final parece que solo existen emprendedores de éxito. Sin embargo, en estos eventos se puede aprender mucho gracias a las experiencias con el fracaso de otros emprendedores.

Este es un evento que se creó originalmente en México y que se ha ido extendiendo por todo el mundo. En España, existen varias sedes donde se organizan estos eventos. En Madrid se organiza cada dos meses y recientemente se ha cumplido el segundo aniversario.

 

Si juzgásemos la realidad por lo que vemos en los eventos habituales sobre emprendimiento, podríamos creer que emprender es sencillo, que bastaría solo con tener una buena idea para tener éxito. No obstante, la realidad es distinta, emprender es posible, pero no es sencillo. Un 95% de las empresas de nueva creación no llegan al quinto año de vida, es decir, cierran antes de llegar a ese quinto año.

El fracaso, fallo o error existe, la probabilidad de que se produzca es alta, pero hay que dramatizar, es parte del proceso de desarrollo de un proyecto. Lo que hay que hacer es extraer conclusiones de lo sucedido, modificar lo que sea necesario y seguir adelante.

 

Unas veces se gana y otras se aprende

 

Una buena práctica a la hora de desarrollar un proyecto de emprendimiento es utilizar el método Lean Start up, cuya filosofía es clara y sencilla:

“Si has de fallar, que sea lo antes posible y al menor coste”

 

El proceso Lean Startup es el siguiente, partiendo de una idea desarrollas un prototipo (de un producto o servicio). Después lo testeas directamente con el cliente para validarlo, puesto que es el cliente quien mejor te puede decir si está interesado en tu propuesta de valor. Con los datos que obtienes del cliente, realizarías las modificaciones que fueran necesarias para adaptar la idea a las necesidades del cliente.

Con las nuevas modificaciones volverías a testear el prototipo de nuevo con el cliente hasta ajustarlo a sus requerimientos. Una vez validado definitivamente el prototipo, comenzarías con el desarrollo definitivo de la propuesta de valor.

Gracias a este proceso se reducen considerablemente los gastos y los tiempos de desarrollo. Al testear directamente con el cliente, sabemos positivamente si le interesa nuestra propuesta de valor. Un método ágil y científico para desarrollar nuestro proyecto, analizar si es viable o no y definir el modelo e negocio.

 

A la hora de lanzarte a desarrollar un proyecto de emprendimiento, hazte esta pregunta… Si no pudieras fracasar ¿qué es lo que harías? ¡Permítete soñar! 🙂

 

Y tú qué opinas

  • ¿Estás desarrollando un proyecto de emprendimiento?
  • ¿Has tenido algún intento fallido previo?
  • ¿Tienes claro que si emprendes, el fracaso es una posibilidad?
  • En caso de que no tuvieras éxito, ¿lo volverías a intentar?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

10 herramientas imprescindibles para un emprendedor

 

En el artículo anterior hablaba de lo que necesita un emprendedor para poder desarrollar con éxito su proyecto. En este artículo explicaré 10 herramientas imprescindibles para un emprendedor que pueden ayudarle a desarrollar su idea de negocio con éxito.

 

10 herramientas imprescindibles para un emprendedor

 

Las herramientas que se van a explicar están relacionadas con los siguientes ámbitos:

  • Desarrollo de ideas y proyectos
  • Estrategia de comunicación y marketing
  • Creatividad y síntesis de ideas
  • Relaciones y creación de la red de contactos

 

Modelo de negocio Canvas

Una herramienta sencilla, que facilita la tarea a la hora de plasmar la idea de negocio en una hoja. No vale con tener la idea en la cabeza, es imprescindible aterrizarla en papel.

Gracias al modelo Canvas podemos sintetizar fácilmente nuestra idea y traladarla a una hoja de papel, respondiendo a 4 preguntas:

  • A quién nos dirigimos, quién es nuestro cliente ideal
  • Cuál es nuestra propuesta de valor, es decir, qué hacemos, indistintamente de si es un producto o un servicio
  • Cómo construimos nuestra propuesta de valor
  • Cuánto nos cuesta construir esa propuesta de valor y cuánto podemos ingresar

El modelo Canvas va íntimamente ligado al método Lean Startup, puesto que con el modelo Canvas se desarrollan hipótesis sobre nuestra idea que posteriormente analizaremos y validaremos con Lean Startup.

Canvas también es una herramienta muy adecuada para el desarrollo de nuevos proyectos en empresas consolidadas.

 

Lean Startup

Es una metodología ágil para la evaluación y validación de nuestra idea de negocio. Con Lean Startup se pretende testear directamente con el cliente nuestra propuesta de valor y verificar si nuestra idea de negocio puede convertirse en un modelo de negocio.

Su filosofía es clara: “si fracasas, que sea lo antes posible y al menor coste”, por tanto se busca validar la idea lo ante posible y directamente con el cliente, pivotando la idea inicial en caso de ser necesario, planteando nuevas hipótesis y volviendo a testearlas con nuestro cliente.

Se realiza un prototipo de nuestro producto o servicio para validarlo cuanto antes con el cliente, que es quien realmente va a ser nuestro juez y quien va a decidir si nuestra propuesta tiene valor real.

Nuestra idea puede ser viable o no, en caso de que no lo sea, no es deseable invertir gran cantidad de tiempo y dinero en el desarrollo del proyecto si termina por no funcionar. Lo ideal en este caso sería poder contrastarlo cuanto antes para poder seguir contando con recursos y energía para intentar un nuevo proyecto.

Storytelling

Storytelling o el arte de contar historias. A todos nos gusta que nos cuenten historias de las que podamos extraer conclusiones. ¿Por qué contar algo de forma técnica o aburrida cuando podemos contar las cosas de forma atractiva y de fácil asimilación por parte del oyente?

Se pretende utilizar un lenguaje que estimule los sentidos presentando de forma atractiva una historia que transmita al oyente y que le ayude a interiorizar, comprender y crear un significado que le enganche de forma personal con la historia.

El cliente no compra un producto o un servicio, compra una experiencia, algo que les resuelva un problema y si además les provoca una emoción positiva mejor, reforzará su experiencia con nuestra propuesta y potenciará nuestra marca.

 

Copywriting

El arte de la persuasión con la escritura o cómo utilizar palabras adecuadas para captar el interés del lector e influirle positivamente

Como he explicado en la parte de Storytelling, queremos provocar emociones en el lector y que comprenda plenamente nuestra propuesta de valor, sorteando la mente lógica o racional del cliente para apelar a su mente emocional

Como expone Simon Sinek en su charla TED “Start with why” (cómo los grandes líderes inspiran a la acción), debemos comenzar por definir el sentido de nuestro proyecto, analizando y completando el “círculo de oro” (por qué hacemos las cosas, cómo lo hacemos y qué hacemos) que nos ayudará a crear nuestra historia (storytelling).

 

 

Esta técnica nos permitirá componer textos atractivos para nuestros textos (web, cartas de ventas de productos, servicios o formación,…) para persuadir a nuestro cliente. Un referente en esta técnica de persuasión con la escritura es Maïder Tomasena.

 

Email marketing

Es una herramienta con la que podemos ofrecer información de forma atractiva al cliente utilizando el lenguaje persuasivo y contando historias que le aporten valor, incitándoles a tomar la iniciativa con llamadas a la acción.

Plataformas como Mailchimp o Mailrelay nos facilitan la interactuación con el cliente con plantillas de mail atractivos y visuales, permitiéndonos también medir sus reacciones ante nuestros mails.

De forma conjunta con el Storytelling y el Copywriting nos permite desarrollar una estrategia de marketing que nos posibilite mejorar nuestra tasa de conversión en ventas.

 

Visual Thinking

Esta es una técnica consistente en trasladar las ideas a imágenes que capten de forma sencilla y visual la esencia de lo que se quiere transmitir.

Un ejemplo de Visual Thinking son las infografías, en las que se muestra la información de forma gráfica facilitando la asimilación de los datos mostrados. También se utiliza el Visual Thinking al crear historias (Storytelling) audiovisuales, es decir, resumir una idea o concepto contando una historia mediante dibujos en un vídeo, como podemos ver en el vídeo de InKnowation “Te atreves a soñar”.

 

 

Otra forma de utilizar esta técnica es la de resumir una reunión o evento en un cuadro de forma que se capturen las ideas y conceptos tratados en la misma. Un referente de esta técnica es Fernando de Pablo (Dibujario), que ha participado en múltiples eventos divulgativos y de empresa, resumiendo las jornadas de forma visual en cuadros.

Visual Thinking - Resumen de jornada por Fernando de Pablo - Dibujario

 

Mind Maps

Los Mind Maps o Mapas Mentales son una herramienta visual, creada por Tony Buzan, que facilitan la transmisión de información y la asimilación de conceptos e ideas.

En estos mentales se representan ideas alrededor de una palabra o concepto central. Partiendo de ese concepto, puesto en el centro de una hoja, se desarrollan y estructuran a su alrededor los diferentes aspectos, utilizando palabras que expresen conceptos.

 

10 herramientas imprescindibles para un emprendedor - Mind Map

 

Los Mapas Mentales ayudan a mejorar la memoria, la retención de la información, facilitan la comprensión y aprendizaje de temas complejos.

 

Pensamiento lateral

Desarrollado por Edward de Bono, es una técnica para la resolución de problemas de forma imaginativa. Se pretende encontrar soluciones a problemas de una manera indirecta y con un enfoque creativo, que normalmente serían ignoradas con un pensamiento lógico.

Se comenzaría formulando suposiciones, con mentalidad abierta y en ocasiones de forma provocadora, para buscar soluciones creativas. También se formularían preguntas que ayuden a comprobar dichas suposiciones y se examinarían datos conocidos.

El objetivo sería encontrar soluciones creativas desde un punto de vista diferente al que el pensamiento lógico permitiría.

Es una herramienta muy utilizada en innovación, en la que al desarrollar una propuesta, se plantearía ¿qué otros usos se le podría dar a dicha propuesta? También, por otra parte, ante un experimento fallido, en lugar de desechar la idea, se plantearía cómo se podría aprovechar esta idea o en qué otras aplicaciones podría ser válida.

 

Mastermind Groups

Para vencer la soledad del emprendedor nada mejor que juntarse con otros emprendedores con los que compartir y contrastar experiencias, que además pueden ayudar al emprendedor a desarrollar su proyecto más rápidamente.

Los mastermind son grupos de apoyo para emprendedores, gracias a los cuales se resuelven problemas que surgen en el desarrollo de los proyectos, así como ayudan a crear sinergias y colaboraciones, fomentando relaciones de confianza y generando una red de contactos importante.

 

Networking

El networking es fundamental a la hora de crear y gestionar una red de contactos, estableciendo relaciones con otros profesionales, que se pueden crear en eventos de negocios o a traves de las redes sociales.

La creación de la red de contactos y la interacción con la misma es fundamental para agilizar el desarrollo de nuestro proyecto. Poder contar con colaboradores adecuados o encontrar vías de acercamiento a nuestro cliente ideal son parte del potencial de nuestra red de contactos.

Por una parte necesitamos crear un elevator pitch o mensaje capaz de atraer la atención de nuestro interlocutor, de forma que tenga claro cuál es nuestra propuesta de valor. Por otra parte debemos tener una actitud abierta y de escucha, algo que, desgraciadamente, no suele darse en muchas sesiones de negocios donde mucha gente asiste a vender y no tanto a escuchar.

Pero el networking no es solo asistir a reuniones de negocios con otros profesionales, esa puede ser la primera parte, una toma de contacto. Sin embargo, lo más importante es realizar un seguimiento posterior, para poder afianzar el contacto, ampliar información y generar confiaza. El objetivodel networking es construir y afianzar una red efectiva y valiosa de contactos.

 

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”. Eric Hoffer

 

Y tú qué opinas, 

  • ¿Conocías todas las herramientas planteadas? 
  • ¿Consideras estas herramientas imprescindibles para un emprendedor?
  • ¿Puedes proponer alguna más?
  • ¿Cuáles has utilizado?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

¿Qué necesita un emprendedor?

 

Después de cinco años como emprendedor, a menudo me planteo varias preguntas ¿puede ser un emprendedor cualquier persona? ¿Es necesario prepararse para emprender? ¿Qué necesita un emprendedor?

 

Qué necesita un emprendedor

 

Indudablemente cada persona tiene diferentes necesidades, pero considero que hay una serie de pasos que serían imprescindibles cubrir para poder emprender un proyecto con unas mínimas garantías de poder tener éxito.

 

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Charles Dickens

 

Autoconocimiento, autoevaluación, puesta en valor

Lo primero que hay que hacer, y que posiblemente no hace todo el mundo, es la de realizar una labor de autoconocimiento o de autoevaluación personal, es decir, conocerse lo mejor posible para saber cómo ponernos en valor.

“Pero si yo me conozco perfectamente”… ¿de verdad? ¿Te has parado a pensar y escribir todo lo que has hecho en tu vida profesional y personal? Has puesto en papel tu trayectoria profesional, tus habilidades y talentos, tus logros,… Esta tarea, aparentemente sencilla, es a menudo complicada de hacer, nos da vergüenza pensar en nosotros mismos, analizar lo que hemos hecho y ver el valor que tenemos.

No es una tarea fácil poner en valor lo que “hacemos habitualmente”, pero todo tiene un valor y debemos de ser conscientes de ello. Debemos conocer todo nuestro valor para saber qué podemos aportar y pensar en cómo queremos que nos vean y mostrar nuestra Marca profesional.

 

“El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él”. Miguel de Unamuno 

 

Apertura de mente

La apertura de la mente es algo que considero que es imprescindible a la hora de emprender. Yo pensaba que era difícil deshacerte de creencias limitantes (de hecho ni sabía que las tenía) y de abrir la mente.

Eso sí, una vez que consigas abrir la mente, no habrá quien la cierre. Estarás abierto a nuevas ideas, descubrirás múltiples posibilidades y oportunidades. Te darás cuenta de que, lo que antes se veía como un problema, pasa a verse como un reto que hay que superar y que te hará crecer.

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

Formación continua

Siempre hay que formarse, uno nunca termina de aprender. El objetivo es crecer como personas y como profesionales, puesto que a la hora de emprender vamos a tener que dar lo mejor de nosotros mismos.

Por otra parte, al comenzar un proyecto como emprendedor te darás cuenta  de la cantidad de cosas nuevas que debes conocer, aunque puede que muchas de ellas no tengas que llevarlas a cabo tú mismo, sí que has de conocerlas.

Un emprendedor sin mentalidad de aprendiz, sin ganas de tener nuevos conocimientos y de aprender continuamente está abocado al fracaso. Invertir en formación es invertir en uno mismo y esa es la mejor inversión que puedes realizar.

 

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”. Eric Hoffer

 

Desarrollo de habilidades

Si comienzas una nueva vida como emprendedor deberás reforzar tus habilidades y desarrollar nuevas habilidades que te ayuden a crecer como profesional.

Habilidades como pueden ser la comunicación, las relaciones públicas y empatizar, la negociación, sin olvidar la faceta comercial, porque aunque no lo creas, vas a tener que vender, pese a que quizá no te guste o consideres que no tienes una “vena comercial”, tú vas a ser el mejor comercial de tu proyecto.

 

Leer e investigar

Esta parte va de la mano de la formación, según vayas leyendo, investigando y formándote, te va a permitir conocer nuevas posibilidades y abrir la mente a un nuevo mundo de oportunidades.

En mi caso, no me di cuenta de todo lo que había leído, investigado y aprendido, hasta que un día me puse a contar los libros que había leído relacionados con el emprendimiento, más de 40. A partir de ese momento tomé conciencia de que, casi sin darme cuenta, devoraba información que me ayudaba a crecer y a desarrollarme como emprendedor.

 

“A menudo nos encontramos ante grandes oportunidades disfrazadas de situaciones imposibles”. Charles R. Swindoll

 

Herramientas de innovación y desarrollo ágil

Nuevos tiempos, nuevos métodos. A la hora de emprender se puede seguir un método tradicional o utilizar nuevos métodos ágiles que te ayuden a clarificar y desarrollar una idea, testeando su viabilidad directamente con el cliente.

Suele ser habitual que haya gente que recomiende comenzar un proyecto haciendo un plan de negocio, pero si no sabes si tu idea es un modelo de negocio, ¿cómo vas a hacer un plan de negocio?

Sin embargo, existe una herramienta, modelo de negocio Canvas, que te ayuda a sintetizar tu idea de negocio y ver si puede llegar a ser un modelo de negocio. Posteriormente se podrá realizar un plan de negocio, si es necesario.

Métodos ágiles como Lean Startup, que te ayuda a desarrollar de forma rápida la idea,  testeando directamente con el cliente para validarla. Con una filosofía de trabajo clara y sencilla “si la idea puede fracasar, que sea lo antes posible y al menor coste”.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Financiación

Lo primero que piensan muchas personas que van a emprender es “necesito financiación”. Pero, ¿de verdad necesitas financiación? Por qué no te planteas, “con lo que tengo, ¿qué puedo hacer?”.

Antes de buscar financiación, ¿puedes invertir tú? Porque eso es algo que te van a preguntar los inversores, si no eres capaz de invertir en tu propio proyecto, ¿por qué van a invertir los demás?

He hablado antes de Lean Startup y de su filosofía, gasta lo menos posible para ver si es viable el proyecto. Si has validado la idea con el cliente y ves que es viable, podrás buscar financiación aportando datos reales, no hipótesis. La mejor financiación es la que viene del cliente, consigue clientes y tendrás ingresos.

 

Red de contactos

Un emprendedor se va a encontrar en muchas ocasiones solo, por lo que es fundamental crear y gestionar una buena red de contactos.

Crear equipo, encontrar colaboradores, tener el apoyo de influencers. Todo esto comienza creando una buena red de contactos. Conocer a personas que puedan aportar valor, compartir experiencias con otros emprendedores (Mastermind groups) y rodearse de personas que te nutran y te ayuden a crecer. Y de la misma forma, crear una red de personas a la que tú puedas aportar valor.

 

Compromiso, Acción y Perserverancia

Si no eres capaz de comprometerte contigo mismo y con tu proyecto ¿quién se va a comprometer contigo? ¿Quién será capaz de apostar por ti, si tú mismo no lo haces?

Y después de comprometerte con tu proyecto, has de actuar. Acción masiva, es decir, acción, acción y acción, para poder alcanzar tus objetivos. La magia no sucede si tú no actúas.

 

“La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue”. Francis Bacon

 

Otra cualidad fundamental para un emprendedor es la de perseverar y ser constante. Puedes tropezar y caerte, chocar contra obstáculos, pero lo que diferencia a un emprendedor que fracasa de otro que alcanza el éxito, es levantarse y continuar, no decaer ni rendirse.

 

Preparación, trabajo, mucho trabajo, acción y perseverancia, son las claves para lograr sacar adelante tu proyecto como emprendedor y lograr el éxito.

 

“Soy un gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo”. Stephen Leacock 

 

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Crees que es necesario formarse para emprender un proyecto? 
  • ¿Te parece que cualquier persona está preparada para emprender?
  • ¿Eres emprendedor, qué necesitas?
  • ¿Piensas que un emprendedor necesitaría alguna cosa más aparte de lo que se ha mencionado?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio
 
 

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Modelo Canvas: ajuste Propuesta de valor y Cliente

 

En un artículo anterior hablé acerca del modelo de negocio Canvas, una herramienta que nos ayuda a aterrizar y sintetizar nuestra idea de emprendimiento en una hoja de papel. Este modelo también sirve para ayudar a sintetizar proyectos que se quieran desarrollar en empresas consolidadas.

 

Propuesta de Valor

 

El Modelo Canvas nos permite desarrollar hipótesis que posteriormente testearemos directamente con el cliente, validando o pivotando la idea en función de la información que recabemos con el cliente.

El primer paso para comenzar a cumplimentar el modelo Canvas es analizar quién es nuestro cliente, ponerle cara, es decir, analizar cómo es, cuáles con sus características, cómo se comporta, qué es lo que piensa y cómo es su entorno. Cuanto mejor detallemos su perfil, más fácilmente podremos llegar a él y ofrecerle nuestra propuesta de valor.

El segundo punto sería analizar nuestra propuesta de valor, es decir, lo que vamos a entregar al cliente, lo mismo si es un producto como si es un servicio.

Un buen ajuste entre nuestra propuesta de valor y necesidades del cliente va a ser lo que determine el éxito de nuestro proyecto. Pero, ¿qué debemos de tener en cuenta para lograr ese ajuste entre nuestra propuesta de valor y nuestro cliente?

 

Análisis de Cliente

El primer paso a realizar es observar al cliente para tratar de identificar por qué nos comprarían nuestra propuesta de valor. Nos centramos en tres áreas: Problemas (Pains), Beneficios (Gains) y Acciones para mejorar (Customer jobs).

  • Problemas: ¿cuáles son los problemas que tiene nuestro cliente? ¿Cuál es su “dolor”? ¿Qué desea solucionar?
  • Beneficios: ¿qué beneficios obtiene el cliente al solucionar sus problemas?
  • Acciones para mejorar: ¿El cliente es consciente de sus problemas? ¿Qué es lo que hace para solventar sus problemas? ¿Qué acciones realiza?

También podemos utilizar el Mapa de empatía para conocer mejor a nuestro cliente. Esta es una  herramienta con la que trabajamos 6 áreas acerca del cliente:

  • Lo que piensa o siente: Lo que realmente le importa, cuáles son sus principales preocupaciones, inquietudes y aspiraciones.
  • Lo que ve: cuál es su entorno, quienes son sus amigos y cuál es la oferta que encuentra en el mercado.
  • Lo que dice y hace: Cuál es su actitud en público, cómo se comporta, cuál es su aspecto, en qué círculos se mueve.
  • Lo que oye: qué dice su entorno, su familia, sus amigos, sus jefes, las personas influyentes.
  • Esfuerzos: cuáles son sus miedos, sus frustaciones, los obstáculos a los que se enfrenta.
  • Resultados: cuáles son sus deseos y necesidades, qué es lo que ganaría al obtener lo que desea o al solventar sus necesidades, cuáles son los obstáculos a los que se enfrenta para conseguirlos.

Mapa de empatía

 

Por otra parte, ¿a qué tipo de mercado te diriges? En función de las características de tu potencial mercado se realizarán diferentes estrategias para introducirse en el mismo y para captar de clientes.

  • Mercado existente: se conocen perfectamente las necesidades del cliente pero el cliente puede ser reacio a probar algo nuevo. También está la dificultad del posicionamiento dentro del mercado.
  • Mercado resegmentado: es un mercado ya existente, se ofrecen mejoras a un sector específico del mercado. Un ejemplo podría ser el de las compañías aéreas de low cost, ofreciendo viajar al menor coste posible.
  • Mercado nuevo: te enfrentas al desconocimiento por parte del cliente, es posible que el cliente no esté preparado para la propuesta de valor nueva. Habría que detectar early adopters que se hayan intentado mover para obtener una solución a sus necesidades.
  • Mercado clon: en este caso se copian ideas de un mercado y se trasladan a otro mercado diferente.

  

Propuesta de valor

En este paso diseñamos una propuesta de valor que interese a nuestro cliente, es decir, pensamos qué podemos ofrecer a nuestro cliente. Al realizar el diseño plantearemos en una serie de hipótesis que posteriormente validaremos con el cliente. En este caso también nos centramos en tres áreas: Beneficios generados (Gain creators), Problemas resueltos (Pain relievers) y Productos y Servicios (Products & Services).

  • Beneficios generados: qué beneficios obtiene el cliente gracias a nuestra propuesta de valor.
  • Problemas resueltos: qué problemas solucionamos a nuestro cliente, qué “dolor” aliviamos.
  • Productos y Servicios: qué propuesta de valor ofrecemos a nuestro cliente, cuál es nuestro producto o nuestro servicio.

 

En resumen, a la hora de realizar el ajuste entre nuestra propuesta de valor y nuestro cliente, tratamos de dar respuesta a dos preguntas, qué ofrecemos y por qué el cliente va a comprar nuestra propuesta. Por una parte observamos a nuestro cliente y por otra parte diseñamos soluciones que aporten valor al cliente y que solventen sus problemas o “dolores”.

Hay que tener en cuenta que si nuestro cliente ha intentado resolver sus problemas y ha realizado acciones para ello, tendremos mayores posibilidades de que el cliente compre nuestra propuesta de valor.

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Has utilizado el modelo Canvas? 
  • ¿Has realizado el ajuste Propuesta de Valor – Cliente?
  • ¿Sabes quién es tu cliente ideal?
  • ¿Por qué deberían comprar tu Propuesta de valor?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Emprendedor e intraemprendedor, claves para la empresa

 

En esta época de cambios o cambio de época,  el emprendimiento está cobrando cada vez mayor importancia en el mundo empresarial  y, de hecho, las empresas van a tener cada vez más mayor relación con los emprendedores y también comenzarán a utilizar la figura del intraemprendedor o emprendedor interno.

Emprendedor e innovación

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

La colaboración entre empresas y con otras organizaciones, va a marcar la diferencia en el mundo empresarial en un futuro cercano. Desde mi punto de vista, las empresas con mentalidad abierta, que fomenten la divulgación del conocimiento y con espíritu de colaboración conseguirán diferenciarse y serán las empresas referentes en su sector, mientras que las empresas que se mantengan herméticas, poco receptivas a nuevas ideas y poco flexibles ante los cambios que se produzcan, terminarán por quedar obsoletas y desaparecer.

 

“El conocimiento no se gasta por compartirlo, sino que aumenta su valor”

 

 

Empresa y emprendedores

El emprendedor inicia su idea con un elemento imprescindible para el desarrollo de un proyecto, la pasión. Esa pasión es un plus que puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso, que puede acelerar el desarrollo y que puede ayudar a innovar con soluciones diferentes en caso de tener que modificar la idea inicial.

Pero, ¿cómo puede aprovechar una empresa el talento de un emprendedor?

Muchas empresas poseen un departamento de I+D (investigación y desarrollo) o de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación), encargados de investigar y desarrollar nuevas soluciones que la empresa pueda comercializar en el futuro.

Entonces, si las empresas ya disponen de esos departamentos, ¿para qué van a necesitar emprendedores?

Las empresas pueden disponer de estos departamentos, no obstante, también pueden apoyarse en emprendedores. Esto no significa que tengan que desaparecer dichos departamentos, sino que pueden ftrabajar de forma complementaria.

Una empresa puede querer desarrollar una nueva idea y para ello pone a trabajar al departamento de I+D en dicha idea. No obstante, ¿las personas de ese departamento van a estar identificadas con esa nueva idea? ¿Tendrán pasión por desarrollar dicha idea o será una obligación, un trabajo en el que es posible que no crean?

Aquí está la diferencia, un emprendedor tiene pasión por su idea, por lo que trabajará más duramente por ella y será más difícil que decaiga su ánimo si surgen contratiempos. Por lo tanto la empresa puede buscar emprendedores o start ups que tengan una idea que les pueda interesar y ser quienes financien el desarrollo de dicho proyecto.

Por una parte, a la hora de iniciar un nuevo proyecto, la empresa puede buscar proyectos existentes que puedan adaptarse a sus necesidades (esta sería la parte relacionada con I+D). Por otra parte, pueden analizar proyectos de emprendedores o start ups y estudiar la posibilidad de incorporarlos como nuevas soluciones (esta sería la parte más relacionada con la innovación) para la empresa.

Actualmente existen colaboraciones en el ámbito de I+D, como por ejemplo, empresas que colaboran con universidades para el desarrollo de proyectos. La Universidad cuenta con personal cualificado de investigación, por lo que la empresa se ahorra el coste de captar y formar personal adecuado para la investigación. Por otra parte, las empresas facilitan a la Universidad que pueda disponer de proyectos reales para sus investigadores. Es por tanto una relación en la que ambas partes obtienen un beneficio, por una parte, optimizando recursos y, por otra parte, reduciendo costes.

También existen concursos, incubadoras y aceleradoras patrocinadas por grandes empresas, especialmente tecnológicas o financieras, para favorecer el desarrollo de proyectos de start ups que puedan aprovechar dichas empresas en el futuro.

Estoy convencido de que esta tendencia va a multiplicarse en los próximos años, desarrollándose de forma exponencial nuevos proyectos de emprendedores que luego puedan ser utilizados por grandes empresas.

Considero que el futuro del desarrollo empresarial va a ser apoyar y financiar el desarrollo de nuevos proyectos, para terminar comprando la idea o ser su cliente.

 

Empresa y el intraemprendedor

¿Cómo influye la figura del intraemprendedor en la empresa?

Toda empresa ha de tener cubiertos estos cuatro perfiles para tener un óptimo funcionamiento:

  • Técnico: encargado de desarrollar la propuesta de valor de la empresa.
  • Directivo: responsabilizado de la gestión y toma de decisiones de la empresa para obtener el mayor rendimiento de la propuesta de valor y entregarla adecuadamente al cliente.
  • Comercial: para abrir mercado, captar clientes, vender la propuesta de valor y desarrollar las relaciones con el cliente.
  • Emprendedor: que es el que ha de desarrollar nuevos proyectos innovadores.

Por lo general, las empresas cuentan con las 3 primeras figuras, no obstante la figura del emprendedor suele ser más difícil de encontrar. En muchos casos, esa figura la adopta el socio o socios fundadores de una empresa, puesto que tienen muy clara la idea de negocio y hacia donde ha de dirigirse.

En bastantes ocasiones esta figura termina por desaparecer con el tiempo, bien porque el socio fundador desaparece o pierde interés, bien porque la empresa crece, aumenta la burocracia y pierde agilidad o bien porque la empresa se acomoda y no acomete nuevos proyectos.

Por tanto, la figura del intraemprendedor tiene como misión innovar, mantener el impulso de renovación y desarrollar nuevos proyectos, aunque esto no quiere decir que todos los proyectos se lleven a cabo.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Sin duda la figura del intraemprendedor requiere de unas características especiales que le ayuden a innovar y desarrollar ideas. Pasión, dinamismo, energía, motivación, flexibilidad y capacidad de adaptación, facilidad de comunicación, empatía, asertividad y liderazgo, son algunas de estas características.

 

¿Cuánto le cuesta a una compañía tener un equipo que sigue haciendo las cosas igual que hace años?

Innovar es una necesidad.

¿Cuánto valen las ideas bien aplicadas y que ofrecen beneficios?

 

En definitiva, considero que en un futuro muy próximo, las empresas que quieran liderar el mercado, deberán contar tanto con emprendedores como con intraemprendedores. Los tiempos cambian y las empresas que se adapten mejor a los cambios serán las que destaquen y sirvan de referencia.

 

Y tú qué opinas

  • ¿Crees que las empresas han de adaptarse a los cambios que están sucedediendo actualmente?
  • ¿Consideras que es posible la interacción entre empresas y emprendedores?
  • ¿Te parece útil la figura del intraemprendedor en la empresa?
  • ¿Crees que habrá mayor comunicación y colaboración entre empresas en un futuro cercano?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

 

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

  

El mito del emprendimiento

 

Lo primero que quiero dejar claro es que soy emprendedor y un firme defensor del emprendimiento. No obstante, últimamente he visto cosas que me hacen desconfiar acerca de como se está utilizando el concepto de emprendimiento y me da la sensación de que está comenzando a verse como un mito o como una utopía.

Plan para emprender

Por una parte, hay gente que muestra una imagen en la que parece que emprender es muy fácil. Se ponen como ejemplo de emprendimiento proyectos, que considero que no son los más adecuados, puesto que parten con una base muy sólida en cuanto a financiación y contactos.

Por otra parte, muchas personas se lanzan a emprender como una “huida hacia adelante”, posiblemente debido a las dificultades para lograr trabajo por cuenta ajena, y no parten con un proyecto sólido e ilusionante de futuro.  También hay personas que a la hora de emprender tienen como idea la de un negocio tradicional, asumiendo un alto riesgo y elevados costes, y no se plantean otras alternativas o incluso la posibilidad de minimizar dichos coste y riesgos.

 

El 90% de las empresas no llegan a los cinco años de vida

 

También se incide mucho en el emprendimiento tecnológico y se apoya mucho, pero ¿se valora y se da la importancia necesaria a otros tipos de emprendimiento? Da la sensación de que solo existe dicho emprendimiento, dejando de lado y restando importancia a esos otros tipos de emprendimiento, que son igualmente válidos.

Por tanto, ¿es real la imagen del emprendimiento que se está mostrando actualmente?

 

“Casos de éxito” de Start ups

Ultimamente estoy viendo casos de emprendimiento que podrían definirse como una continuación de la llamada “cultura del pelotazo” que existió hace unos años, en los que se buscaba el enriquecimiento rápido sin importar las consecuencias que pudiera conllevar.

Recientemente se han presentado como “casos de éxito” varias start ups que considero que no buscan crear un valor real para el mercado, sino que pretenden crear un modelo de negocio (captación de potenciales clientes) para que en un futuro cercano la start up sea comprada por una empresa más grande o por un inversor, desentendiéndose del proyecto para dedicarse a crear un nuevo proyecto con el que conseguir un nuevo “pelotazo”.

Estos “casos de éxito” se dedican a levantar rondas de financiación para comprar clientes y generar así una lista que puede resultar atractiva para un inversor o empresa consolidada en el sector, aprovechando de esta forma ese listado de leads o potenciales clientes.

Sin duda, la rentabilidad ha de estar presente en un proyecto emprendedor, pero considero que esa rentabilidad ha de venir por una buena propuesta de valor. Por tanto, la rentabilidad va a ser la consecuencia de un trabajo bien hecho.

En muchos casos, cuando el objetivo principal es el dinero, el proyecto puede terminar por fracasar, mientras que si el objetivo es aportar un valor al mercado, el dinero suele ser la consecuencia y el proyecto tendrá mayores posibilidades de mantenerse en el tiempo.

Creo que los grandes casos de éxito de start ups no han de utilizarse como referentes a la hora de emprender. Es más, es posible que pueda servir de utilidad conocer “casos de fracaso”, con los que se puede aprender lo “que no hay que hacer” a la hora de emprender un proyecto.

Por otra parte, una parte del éxito de estas start ups de referencia, reside en la existencia de una potente red de contactos previa y en contar con un buen músculo financiero, por lo que considero que estos casos no son los más adecuados para servir como ejemplo a un emprendedor que parte de cero.

 

Negocio tradicional

Como comentaba antes, en demasiadas ocasiones se utiliza el emprendimiento como una “huida hacia adelante”, es decir, tras un despido se plantea emprender un proyecto como alternativa al trabajo por cuenta ajena, pero sin una idea en firme y sin analizar las consecuencias que acarrea emprender.

Como ejemplo, hace unos días en una reunión de mastermind para emprendedores, uno de los participantes nos comentaba su idea de emprendimiento. Se había visto afectado por un ERE, por lo que había buscado de nuevo trabajo por cuenta ajena, pero las condiciones que le ofrecían no le convencían. Por otra parte había visto la posibilidad de hacerse con una franquicia, pero tampoco le había convencido ninguna.

Finalmente había decidido emprender, iba a cambiar de sector, pasando de comercial en el sector del automóvil al sector inmobiliario en una localidad cercana a Madrid. Algo, por otra parte bastante normal, puesto que últimamente cada vez más gente se reinventa y cambia de profesión.

Pero, ese cambio de profesión, ¿es por deseo real o por necesidad? Si es por necesidad, puede que no exista pasión por el nuevo proyecto y es posible, que más tarde o más temprano, falle el impulso necesario para seguir con el proyecto.

Me llamaba la atención el estado anímico de esta persona, puesto que estaba muy “cabreado”, tanto por el despido como por la situación laboral existente, por no encontrar una franquicia que le convenciera, por la crisis, …, en definitiva, cabreado con todo el mundo.

La actitud es muy importante a la hora de emprender, ese “cabreo” se nota y se transmite, por lo que no es muy aconsejable comenzar un proyecto en ese estado. Se que no es fácil, pero hay que intentar cambiar la dinámica y eliminar ese sentimiento, intentando pasar a un estado más entusiasta. Si no te entusiasma tu proyecto y crees firmemente en él… ¿quién lo va a hacer?

A continuación muestro la conversación que se mantuvo entre esa persona y el resto del grupo sobre su proyecto, en la que se puede ver que la idea de negocio se enfocaba a un negocio tradicional y, por otra parte, que no se habían analizado posibilidades y alternativas.

Emprendedor: He tenido suerte y la marca en la que he pensado no existe en la localidad, así que he ido corriendo a registrar la marca.

Grupo: Y ¿has registrado el dominio en internet?

E: No, ¿por qué?

G: Porque es aconsejable primero comprobar la existencia de la marca en internet, para luego registrar la marca, si es necesario. Si registras la marca y luego compruebas que ya existe el dominio, no vas a poder utilizar la marca en internet, puesto que derivarás todo el tráfico a la otra marca.

E: He tenido suerte y he encontrado un socio con mucha experiencia en el sector.

G: ¿Por qué necesitas un socio? ¿Por miedo de emprender en solitario o porque realmente lo necesitas? ¿Por qué quiere esa persona, con años de experiencia en el sector, ahora un socio?

E: Estoy buscando un local.

G: ¿Es necesario tener un local? ¿Para qué?

E: Es que todas las inmobiliarias tienen un local.

G: ¿Tu estrategia de captación de clientes se basa en la gente que vea tu local o vas a utilizar también captación online? Has de tener en cuenta que un local es un gasto fijo cada mes y que necesitarás tener a alguien allí, ¿realmente lo necesitas? ¿Te vas a reunir allí con el cliente?

E: Para firmar con el cliente.

G: Si es para firmar un contrato, puedes alquilar una sala por horas en un despacho de abogados y además, el firmar en un despacho de abogados, puede ofrecer al cliente una imagen de mayor seguridad. ¿Quién es tu cliente? ¿A quién te diriges?

E: A todo el mundo, nivel alto, medio y bajo.

G: Deberías definir quién es tu cliente ideal para poder desarrollar una estrategia. ¿Cómo te vas a diferenciar en el sector si haces lo mismo que todos?

 

En resumen, mucha gente comienza un proyecto emprendedor con la idea de un negocio tradicional, haciendo las mismas cosas que ya existen en el sector. No se analizan posibilidades de hacer nuevas acciones o utilizar nuevas herramientas para poder hacer algo que nos pueda diferenciar en el mercado.

 

Soy un apasionado de la filosofía Lean Startup, “si fracasas, que sea pronto y al menor coste posible”, y considero que es un método ágil y efectivo para validar una idea de negocio.

Una vez definida la propuesta de valor, se diseña un prototipo y se testea con el cliente lo antes posible. Es decir, validar la idea para ver si aporta realmente valor y si el cliente está interesado en ella y, sobre todo, realizando esta prueba con el menor coste posible. De esta forma, si se falla, se podrá modificar rápidamente la propuesta y se dispondrá de fondo económico para probar de nuevo.

Por el contrario, si inviertes una gran suma de dinero inicialmente y tardas en testear con el cliente, puede que no tengas una segunda oportunidad para emprender.

 

Si tienes un proyecto para emprender te animo a que apuestes por él.

Si no te has planteado emprender, pregúntate…

si no pudieras fracasar, ¿qué te gustaría hacer?

 

Emprender no es imposible, no es fácil pero es posible

¿Te atreves a emprender?

 

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

 Angel Partida

Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

 

Nuevos tiempos, nuevos métodos para los negocios

 

Estamos viviendo una época de cambios o, como muchos dices, un cambio de época. Actualmente a la hora de emprender se puede optar por desarrollar modelos de negocio tradicionales o bien por aprovechar nuevos métodos para desarrollar modelos de negocio diferentes.

El pasado lunes 22 de febrero impartí un taller sobre el modelo Canvas y Lean StartUp en Villanueva de la Cañada en el que hablaba precisamente de esto, de cómo podemos aprovechar los nuevos métodos de desarrollo ágil de negocios.

desarrollo de negocio

Lo primero que debemos de tener en cuenta al comenzar un proyecto de emprendimiento es que solo el 5% de las empresas sobreviven al quinto año de vida, es decir, un 95% se quedan en el camino. El futuro del emprendedor es incierto y requiere de una gran dosis de perseverancia si no se quiere formar parte de ese 95%. Eso si, no hay que tener miedo al fracaso, sino plantearnos ¿por qué no puedo tener éxito? Si ponemos nuestro foco en poder alcanzar el éxito, mayores serán nuestras posibilidades de lograrlo.

Por otra parte debemos realizar una labor de autoconocimiento, es decir, debemos tener claro cuál es nuestro propósito a la hora de emprender y el sentido de nuestro proyecto. Por qué y para qué hacemos las cosas, dónde queremos llegar, cómo vamos a conseguirlo, o en otras palabras, la misión, visión y estrategia. Sin olvidarnos de nuestros valores, los pilares sobre los que asienta cualquier proyecto que emprendamos.

Esta fase inicial de análisis nos va a facilitar la tarea a la hora de comunicar nuestro proyecto. Si, comunicar, porque si no comunicamos nuestro proyecto, ¿cómo lo van a conocer nuestros potenciales clientes? Y a la hora de comunicar nada mejor que apelar a la parte emocional, crear una historia que nos permita conectar con el cliente.

 

Alternativas al negocio tradicional

Muchos emprendedores recurren a la idea de negocio tradicional para desarrollar su proyecto, necesito un local o una oficina, tengo que realizar inversiones para lanzar mi producto,… pero ¿es realmente necesario? Es posible que si, pero existen alternativas, veamos algunas:

  • En lugar de comprar o alquilar un local, puedes llegar a un acuerdo con alguien que disponga de un local pero que es posible que lo tenga infrautilizado durante un determinado tiempo, por ejemplo un centro comercial en el que puedas ayudar a dinamizar las mañanas con tu actividad.
  • Puedes alquilar un espacio en un centro de negocios para utilizar una sala de reuniones, disponer de un puesto o de una oficina solo cuando lo necesites, evitando elevados coste fijos.
  • Evitar comprar stock de material intentando llegar a un acuerdo que pueda ser beneficioso para el proveedor y que sea él quien se encargue de enviar directamente los pedidos.
  • Crear un prototipo y testearlo con el cliente para validarlo antes de comenzar con la producción, evitando el elevado coste que supone un proceso de producción.

Este último ejemplo está basado en Lean StartUp, un método científico basado en un desarrollo ágil y que busca validar la idea directamente con el cliente, y sin necesidad de realizar grandes inversiones. Una vez testeado y validado comenzaría el momento de invertir en la producción, puesto que ya se ha comprobado la validez de la idea y el interés del cliente por nuestro producto o servicio.

La filosofía de Lean Startup es muy clara:

  • Si tienes que fallar que sea lo antes posible y al menor coste
  • Sal de la oficina y habla con el cliente

 

Proceso Lean Startup

  • Aterriza tu idea en papel y desarrolla hipótesis utilizando el modelo Canvas
  • Diseña y crea un prototipo de forma sencilla
  • Testea el prototipo con el cliente, valora su interés y obtén información
  • Analiza los datos obtenidos 
  • Revisa las hipótesis iniciales y modifica si es necesario
  • Itera: repite el ciclo hasta que el prototipo esté validado
  • Una vez validado comienza con el desarrollo de producto

En este momento es cuando pasas de tener una idea de negocio a tener un modelo de negocio y a la fase de desarrollo de producto, pudiendo ver si es repetible (no es un evento puntual) y escalable (crecimiento de la idea o producto).

 

Pivotando la idea de negocio

Una vez testeado tu prototipo con el cliente, puede ser que debas realizar modificaciones y tengas que pivotar la idea inicial en función de las necesidades del cliente. Este concepto puede ser utilizado la hora de lanzar una idea, por una nueva empresa, que compita con un producto existente en el mercado, como por empresas consolidadas que lancen un nuevo producto. Veamos dos ejemplos:

Caso Gillette

En el mercado existía un producto de gran calidad, las navajas de afeitar, sin embargo era un producto muy caro. King Camp Gillette vio la posibilidad de cambiar el modelo de negocio, en lugar de que el modelo de negocio fuera venta de una maquinilla de afeitar, el modelo de negocio iba a ser la venta del consumible, las cuchillas. En la Primera Guerra Mundial llegó a un acuerdo con el ejercito amerciano, en el que suministraba un kit de afeitado para los soldados. Al finalizar la contienda se habían consumido 3,5 millones de maquinillas y 32 millones de cuchillas.

Caso Xerox

En 1959 Xerox lanzó al mercado un producto revolucionario que superaba ampliamente las prestaciones de los productos existentes, la 914. Sin embargo tenía un handicap, su elevado coste que era de 29.500$. El equipo era muy caro por lo que las empresas no querían comprarlo, aunque las prestaciones eran realmente interesantes, puesto que no necesitaba un papel especial como otras copiadoras, sino que utilizaba el papel estandar. El nuevo modelo de negocio fue alquilar por 95$ al mes incluyendo 2.000 copias, a partir de las cuales se facturaban 4 cts por copia extra realizada.

 

Nuevas ideas de negocio

Como comentaba al inicio, los cambios que estamos viviendo están provocando que se planteen y desarrollen nuevas ideas de negocio, produciéndose una evolución de las ideas de negocio. Modelos de negocios como los de economía colaborativa están revolucionando el mercado, llegando a ser una competencia muy seria para los modelos de negocio tradicionales. Casos como los de AirBnB, BlaBlaCar, Uber, Wallapop o JobandTalent son una muestra de estos casos. Ponen en contacto a usuarios con distintos roles (comprador, vendedor) mediante una plataforma, satisfaciendo las necesidades de ambos.

Una vez vistos estos ejemplos, ¿crees que sería posible darle una vuelta a tu idea de negocio y desarrollarla desde otro punto de vista?

 

Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente”. Peter Drucker

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Has utilizado el modelo Canvas? 
  • ¿Recomendarías su utilización?
  • ¿Conoces el método Lean Startup?
  • ¿Lo has utilizado?
  • ¿Qué te parecen los nuevos modelos de negocio?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!