Tag Archives: Modelo Canvas

Curso “Crea tu Marca y define tu proyecto”

Estamos viviendo una época en la que los cambios se producen vertiginosamente. Por una parte, la Marca Profesional cobra mayor importancia cada día, por lo que debemos trabajar nuestra Marca si queremos mejorar nuestro posicionamiento y reputación como profesionales.

Por otra parte, debemos actuar con rapidez si queremos continuar siendo competitivos, por lo que es imprescindible aprender nuevos métodos que nos permitan probar y analizar nuestras propuestas de valor de forma ágil y al menor coste posible.

 

Curso de Reinnovatio en el COITIM

 

Reinnovatio, en colaboración con el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Madrid (COITIM), organiza el curso “Crea tu Marca y define tu proyecto”. El curso se realizará en las instalaciones del Colegio (C/ Jordan 14, Madrid 28010), a finales de este mes de septiembre y principios del próximo mes de octubre, pudiéndose elegir entre dos formatos:

  • Entre semana: 3, 4 y 5 de ocubre de 2017 de 17:30 a 20:30 h
  • Fin de semana: viernes 29 de septiembre y 6 de octubre de 2017 de 17:30 a 20:30 h y sábado 30 septiembre de 2017 de 10:00 a 13:00 h

 

Objetivo:

  • Aprender a definir tu Marca como profesional.
  • Trasladar tu idea de negocio a una hoja y clarificar ideas.
  • Conocer una metodología ágil que te permita validar rápidamente la viabilidad de tu idea de negocio.

 
Beneficios:

  • Crear una Marca Profesional que te diferencie en el mercado.
  • Conocer las herramientas que te ayuden definir tu idea de negocio y validarla con el cliente de forma rápida y al menor coste posible.

 

Programa: Ciclo formativo de 9 horas, divididas en 3 jornadas.

Primera jornada: “Crea tu Marca Profesional y diferénciate”

  • Autoconocimiento: Talentos, Habilidades y Experiencia.
  • Define tu Perfil Profesional y optimiza tu perfil de Linkedin.
  • ¿Cómo comunican los grandes líderes? 
  • Crea tu red de contactos y aprovecha el potencial de las Redes Sociales.
  • Desarrolla tu estrategia de marketing y crea un embudo de ventas.

Segunda jornada: “Modelo Canvas: tu idea de negocio en una hoja”

  • ¿Tienes una idea de negocio? Aterriza tu idea en una hoja.
  • Modelo de negocio Canvas y Lean Canvas.
  • ¿Quién es tu cliente ideal? En busca del Early Adopter.
  • Transmite la propuesta de valor de tu proyecto: Elevator Pitch, Pechakucha.

Tercera jornada: “Lean Startup: valida tu idea de negocio de forma ágil”

  • ¿Negocio tradicional? Nuevos métodos para nuevos tiempos.
  • Proceso Lean Startup: método ágil y científico.
  • Sal de la oficina: construye un prototipo y testéalo con el cliente.
  • Herramientas de innovación y creatividad: Visual thinking, Pensamiento lateral, Storytelling,…

 

Para inscribirse en el curso, hay que enviar un mail a cursos@coitim.es adjuntando el siguiente “Boletín de inscripción”. La preferencia de inscripción en el curso será por orden de solicitud, informándose a los inscritos de la forma de pago del curso.

 

 

“La mejor forma de predecir el futuro es crearlo”

 

Y tú qué opinas

  • ¿Consideras importante la Marca personal?
  • ¿Utilizas Linkedin para potenciar tu Marca profesional?
  • ¿Has utilizado el modelo de negocio Canvas?
  • ¿Conoces el método Lean Startup?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Tengo una idea de negocio… ¿y ahora qué?

¿Te has planteado emprender, pero estás desorientado? ¿Tienes una idea de negocio pero no sabes cómo continuar?

Imagen - Tengo una idea de negocio... ¿y ahora qué?

Estoy metido en el mundo del emprendimiento desde 2011, y en todo este tiempo he estado investigando, aprendiendo, experimentandoformándome y formandoconociendo a emprendedores y sus proyectos, puediendo ayudar a desarrollar bastante de estos proyectos. Por ejemplo, en los Mastermind para emprendedores, que organizo y coordino en Boadilla desde hace casi 4 años, han pasado más de 120 emprendedores para compartir y poder desarrollar más rápidamente sus proyectos.

Comencé en este mundo del emprendimiento debido a un ERE que realizó la empresa en la que había estado trabajando durante 9 años. Como no estaba muy convencido de buscar de nuevo la “seguridad de trabajar para una gran empresa”, puesto que ya había pasado por tres de ellas, me pregunté qué podía aportar al mercado con mi experiencia dentro del sector industrial.

Así que me decidí por investigar y conocer más sobre el mundo del emprendimiento, fui a eventos, leí artículos, me formé, aterricé y definí mi propuesta de valor y di forma a dos proyectos, Mantenimiento & Mentoring Industrial y Reinnovatio.

Pero para emprender no solo basta con tener una idea, de acuerdo, tienes una idea… ¿y después?

 

Seguir el modelo tradicional

Lo habitual que hacen muchos emprendedores es seguir un modelo tradicional para montar un negocio, es decir, “necesito un espacio (oficina, tienda,…), necesito una infraestructura adecuada, necesito registrar la marca, …”, es decir, se incurre en una serie de gastos que, en muchas ocasiones, se pueden reducir o evitar.

En cierta ocasión, un emprendedor, tras contarme su idea de negocio y después de escuchar las ideas que se me ocurrieron para mejorar su propuesta, me dijo “entonces, tú enfocas la idea para reducir costes”. Efectivamente, desde mi punto de vista, hay que analizar todas las posibilidades e intentar minimizar los costes para poder disponer de más tiempo para validar la idea.

Estoy acostumbrado a escuchar alguna de las siguientes frases cada vez que hablo con un emprendedor y me comenta su proyecto:

  • No cuento la idea no sea que me la copien… Pues si no cuentas la idea, ¿cómo vas a poder validarla? ¿Cómo vas a poder conseguir clientes? ¿Cómo van a conocer tus potenciales clientes tu propuesta de valor y comprarla?
  • Tengo que hacer el plan de negocio… ¿Si no sabes si tu idea es un modelo de negocio, cómo vas a hacer un plan de negocio? Aterriza tu idea de negocio con un modelo Canvas, el plan de negocio lo harás más adelante, cuando se necesite, si es que llega a necesitarse.
  • Tengo que registrar la marca, no sea que me la quiten… ¿Y el dominio en internet, lo has comprado? La marca no es lo primero, hay muchas cosas que hacer antes de registrar la marca.
  • Hasta que no esté todo perfecto no salgo al mercado… Posiblemente ese momento sea demasiado tarde, hay que testear la idea con el cliente lo antes posible.
  • A nadie se le ha ocurrido antes… O sí que se le ocurrió antes a alguien pero desestimó la idea, ¿es posible  que otras personas desistieran de la idea porque no les parecía viable o porque la probaron y no funcionó?
  • No tengo competencia en mi sector… ¿De verdad? ¿Has realizado un estudio de mercado, has investigado a fondo si hay competencia? ¿O sólo es una intuición?
  • Necesito un socio… ¿De verdad lo necesitas o es por miedo a la soledad? ¿Qué aporta al proyecto tu posible socio? ¿Tenéis las mismas ideas?
  • Necesito financiación… ¿Para qué la necesitas? ¿Se puede comenzar el proyecto sin necesidad de invertir? Con lo que tienes, ¿qué puedes hacer?
  • Necesito una oficina o un local… ¿Para qué? ¿Es necesario para desarrollar tu idea de negocio? ¿Puedes utilizar alternativas como un centro de negocio o coworking? ¿Puedes realizar tu negocio online?
  • La web ha de estar perfecta, me juego la imagen… No te preocupes, nadie la va a ver a menos que teclee tu dominio, para Google no existes hasta pasado un cierto tiempo.
  • Tengo que estar presente en las redes sociales…  ¿Cuál es tu estrategia? ¿En qué redes sociales vas a tener presencia? ¿Cuál va a ser tu calendario de publicación? ¿Aportas contenido de calidad?

 

Modelo alternativo para el desarrollo de proyectos

Un emprendedor puede optar por ese modelo tradicional o bien puede seguir un modelo alternativo, Lean Startup, que es un método científico, ágil y que permite validar lo antes posible la idea con el cliente, ofreciendo datos para decidir si se continúa, si es necesario ajustar o pivotar la idea inicial o si hay que optar por desestimar la idea de negocio.

 

Filosofía Lean Startup: “si puedes fracasar, que sea pronto y al menor coste posible”

 

A la hora de desarrollar un proyecto de emprendimiento sugiero seguir una serie de fases aumentar las posibilidades de éxito del proyecto.

  • Autoconocimiento: análisis de mi valor como persona y como profesional. Cómo soy, qué aporto, qué necesito. Definir habilidades, talentos, experiencia y conocimiento, virtudes y defectos.
  • Formación: es necesario abrir la mente para poder ver posibilidades. Para ello hay que leer, investigar, desarrollar las habilidades y aprender otras nuevas, obtener herramientas que nos ayuden a desarrollarnos como emprendedores.
  • Definir la idea de negocio: aterrizar la idea en un papel, realizar un modelo Canvas y analizar las diferentes hipótesis de trabajo.
  • Recursos: qué necesito, qué tengo. Con lo que tengo ¿qué puedo hacer?
  • Lean Startup: desarrollo ágil de un prototipo para validarlo directamente con el cliente, analizar los datos, ajustar el modelo, pivotar la idea si es necesario y lanzar la propuesta de valor lo antes posible.
  • Acción: trabajo, trabajo y trabajo. Se suele ver solo el éxito de otros emprendedores de referencia, pero no se suele apreciar el trabajo que existe por detrás. Si no existe acción no se producen resultados.

 

“Soy un gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo”. Stephen Leacock

 

En definitiva, emprender no es fácil pero es posible, para ello necesitas conocerte en profundidad, aterrizar y definir tu idea de negocio, formarte, ser ágil y validar cuanto antes la idea con el cliente y aplicar acción, se necesita mucho trabajo para conseguir resultados.

 

Y tú qué opinas,

  • ¿Te has planteado emprender tu propio proyecto? 
  • ¿Te sientes perdido? 
  • ¿Has comenzado tu proyecto?
  • ¿Has pensado en cómo te gustaría que fuera tu vida dentro de 5 años?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

¿Qué necesita un emprendedor?

 

Después de cinco años como emprendedor, a menudo me planteo varias preguntas ¿puede ser un emprendedor cualquier persona? ¿Es necesario prepararse para emprender? ¿Qué necesita un emprendedor?

 

Qué necesita un emprendedor

 

Indudablemente cada persona tiene diferentes necesidades, pero considero que hay una serie de pasos que serían imprescindibles cubrir para poder emprender un proyecto con unas mínimas garantías de poder tener éxito.

 

“El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”. Charles Dickens

 

Autoconocimiento, autoevaluación, puesta en valor

Lo primero que hay que hacer, y que posiblemente no hace todo el mundo, es la de realizar una labor de autoconocimiento o de autoevaluación personal, es decir, conocerse lo mejor posible para saber cómo ponernos en valor.

“Pero si yo me conozco perfectamente”… ¿de verdad? ¿Te has parado a pensar y escribir todo lo que has hecho en tu vida profesional y personal? Has puesto en papel tu trayectoria profesional, tus habilidades y talentos, tus logros,… Esta tarea, aparentemente sencilla, es a menudo complicada de hacer, nos da vergüenza pensar en nosotros mismos, analizar lo que hemos hecho y ver el valor que tenemos.

No es una tarea fácil poner en valor lo que “hacemos habitualmente”, pero todo tiene un valor y debemos de ser conscientes de ello. Debemos conocer todo nuestro valor para saber qué podemos aportar y pensar en cómo queremos que nos vean y mostrar nuestra Marca profesional.

 

“El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él”. Miguel de Unamuno 

 

Apertura de mente

La apertura de la mente es algo que considero que es imprescindible a la hora de emprender. Yo pensaba que era difícil deshacerte de creencias limitantes (de hecho ni sabía que las tenía) y de abrir la mente.

Eso sí, una vez que consigas abrir la mente, no habrá quien la cierre. Estarás abierto a nuevas ideas, descubrirás múltiples posibilidades y oportunidades. Te darás cuenta de que, lo que antes se veía como un problema, pasa a verse como un reto que hay que superar y que te hará crecer.

 

“La gente tiene la mente muy abierta hacia las cosas nuevas siempre y cuando sean exactamente iguales a las viejas”. Charles Kettering

 

Formación continua

Siempre hay que formarse, uno nunca termina de aprender. El objetivo es crecer como personas y como profesionales, puesto que a la hora de emprender vamos a tener que dar lo mejor de nosotros mismos.

Por otra parte, al comenzar un proyecto como emprendedor te darás cuenta  de la cantidad de cosas nuevas que debes conocer, aunque puede que muchas de ellas no tengas que llevarlas a cabo tú mismo, sí que has de conocerlas.

Un emprendedor sin mentalidad de aprendiz, sin ganas de tener nuevos conocimientos y de aprender continuamente está abocado al fracaso. Invertir en formación es invertir en uno mismo y esa es la mejor inversión que puedes realizar.

 

“En tiempos de cambio, quienes estén abiertos al aprendizaje se adueñarán del futuro, mientras que aquellos que creen saberlo todo estarán bien equipados para un mundo que ya no existe”. Eric Hoffer

 

Desarrollo de habilidades

Si comienzas una nueva vida como emprendedor deberás reforzar tus habilidades y desarrollar nuevas habilidades que te ayuden a crecer como profesional.

Habilidades como pueden ser la comunicación, las relaciones públicas y empatizar, la negociación, sin olvidar la faceta comercial, porque aunque no lo creas, vas a tener que vender, pese a que quizá no te guste o consideres que no tienes una “vena comercial”, tú vas a ser el mejor comercial de tu proyecto.

 

Leer e investigar

Esta parte va de la mano de la formación, según vayas leyendo, investigando y formándote, te va a permitir conocer nuevas posibilidades y abrir la mente a un nuevo mundo de oportunidades.

En mi caso, no me di cuenta de todo lo que había leído, investigado y aprendido, hasta que un día me puse a contar los libros que había leído relacionados con el emprendimiento, más de 40. A partir de ese momento tomé conciencia de que, casi sin darme cuenta, devoraba información que me ayudaba a crecer y a desarrollarme como emprendedor.

 

“A menudo nos encontramos ante grandes oportunidades disfrazadas de situaciones imposibles”. Charles R. Swindoll

 

Herramientas de innovación y desarrollo ágil

Nuevos tiempos, nuevos métodos. A la hora de emprender se puede seguir un método tradicional o utilizar nuevos métodos ágiles que te ayuden a clarificar y desarrollar una idea, testeando su viabilidad directamente con el cliente.

Suele ser habitual que haya gente que recomiende comenzar un proyecto haciendo un plan de negocio, pero si no sabes si tu idea es un modelo de negocio, ¿cómo vas a hacer un plan de negocio?

Sin embargo, existe una herramienta, modelo de negocio Canvas, que te ayuda a sintetizar tu idea de negocio y ver si puede llegar a ser un modelo de negocio. Posteriormente se podrá realizar un plan de negocio, si es necesario.

Métodos ágiles como Lean Startup, que te ayuda a desarrollar de forma rápida la idea,  testeando directamente con el cliente para validarla. Con una filosofía de trabajo clara y sencilla “si la idea puede fracasar, que sea lo antes posible y al menor coste”.

 

“La mejor forma de tener una buena idea es tener muchas ideas”. Linus Pakling

 

Financiación

Lo primero que piensan muchas personas que van a emprender es “necesito financiación”. Pero, ¿de verdad necesitas financiación? Por qué no te planteas, “con lo que tengo, ¿qué puedo hacer?”.

Antes de buscar financiación, ¿puedes invertir tú? Porque eso es algo que te van a preguntar los inversores, si no eres capaz de invertir en tu propio proyecto, ¿por qué van a invertir los demás?

He hablado antes de Lean Startup y de su filosofía, gasta lo menos posible para ver si es viable el proyecto. Si has validado la idea con el cliente y ves que es viable, podrás buscar financiación aportando datos reales, no hipótesis. La mejor financiación es la que viene del cliente, consigue clientes y tendrás ingresos.

 

Red de contactos

Un emprendedor se va a encontrar en muchas ocasiones solo, por lo que es fundamental crear y gestionar una buena red de contactos.

Crear equipo, encontrar colaboradores, tener el apoyo de influencers. Todo esto comienza creando una buena red de contactos. Conocer a personas que puedan aportar valor, compartir experiencias con otros emprendedores (Mastermind groups) y rodearse de personas que te nutran y te ayuden a crecer. Y de la misma forma, crear una red de personas a la que tú puedas aportar valor.

 

Compromiso, Acción y Perserverancia

Si no eres capaz de comprometerte contigo mismo y con tu proyecto ¿quién se va a comprometer contigo? ¿Quién será capaz de apostar por ti, si tú mismo no lo haces?

Y después de comprometerte con tu proyecto, has de actuar. Acción masiva, es decir, acción, acción y acción, para poder alcanzar tus objetivos. La magia no sucede si tú no actúas.

 

“La ocasión hay que crearla, no esperar a que llegue”. Francis Bacon

 

Otra cualidad fundamental para un emprendedor es la de perseverar y ser constante. Puedes tropezar y caerte, chocar contra obstáculos, pero lo que diferencia a un emprendedor que fracasa de otro que alcanza el éxito, es levantarse y continuar, no decaer ni rendirse.

 

Preparación, trabajo, mucho trabajo, acción y perseverancia, son las claves para lograr sacar adelante tu proyecto como emprendedor y lograr el éxito.

 

“Soy un gran creyente en la suerte y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo”. Stephen Leacock 

 

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Crees que es necesario formarse para emprender un proyecto? 
  • ¿Te parece que cualquier persona está preparada para emprender?
  • ¿Eres emprendedor, qué necesitas?
  • ¿Piensas que un emprendedor necesitaría alguna cosa más aparte de lo que se ha mencionado?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio
 
 

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Modelo Canvas: ajuste Propuesta de valor y Cliente

 

En un artículo anterior hablé acerca del modelo de negocio Canvas, una herramienta que nos ayuda a aterrizar y sintetizar nuestra idea de emprendimiento en una hoja de papel. Este modelo también sirve para ayudar a sintetizar proyectos que se quieran desarrollar en empresas consolidadas.

 

Propuesta de Valor

 

El Modelo Canvas nos permite desarrollar hipótesis que posteriormente testearemos directamente con el cliente, validando o pivotando la idea en función de la información que recabemos con el cliente.

El primer paso para comenzar a cumplimentar el modelo Canvas es analizar quién es nuestro cliente, ponerle cara, es decir, analizar cómo es, cuáles con sus características, cómo se comporta, qué es lo que piensa y cómo es su entorno. Cuanto mejor detallemos su perfil, más fácilmente podremos llegar a él y ofrecerle nuestra propuesta de valor.

El segundo punto sería analizar nuestra propuesta de valor, es decir, lo que vamos a entregar al cliente, lo mismo si es un producto como si es un servicio.

Un buen ajuste entre nuestra propuesta de valor y necesidades del cliente va a ser lo que determine el éxito de nuestro proyecto. Pero, ¿qué debemos de tener en cuenta para lograr ese ajuste entre nuestra propuesta de valor y nuestro cliente?

 

Análisis de Cliente

El primer paso a realizar es observar al cliente para tratar de identificar por qué nos comprarían nuestra propuesta de valor. Nos centramos en tres áreas: Problemas (Pains), Beneficios (Gains) y Acciones para mejorar (Customer jobs).

  • Problemas: ¿cuáles son los problemas que tiene nuestro cliente? ¿Cuál es su “dolor”? ¿Qué desea solucionar?
  • Beneficios: ¿qué beneficios obtiene el cliente al solucionar sus problemas?
  • Acciones para mejorar: ¿El cliente es consciente de sus problemas? ¿Qué es lo que hace para solventar sus problemas? ¿Qué acciones realiza?

También podemos utilizar el Mapa de empatía para conocer mejor a nuestro cliente. Esta es una  herramienta con la que trabajamos 6 áreas acerca del cliente:

  • Lo que piensa o siente: Lo que realmente le importa, cuáles son sus principales preocupaciones, inquietudes y aspiraciones.
  • Lo que ve: cuál es su entorno, quienes son sus amigos y cuál es la oferta que encuentra en el mercado.
  • Lo que dice y hace: Cuál es su actitud en público, cómo se comporta, cuál es su aspecto, en qué círculos se mueve.
  • Lo que oye: qué dice su entorno, su familia, sus amigos, sus jefes, las personas influyentes.
  • Esfuerzos: cuáles son sus miedos, sus frustaciones, los obstáculos a los que se enfrenta.
  • Resultados: cuáles son sus deseos y necesidades, qué es lo que ganaría al obtener lo que desea o al solventar sus necesidades, cuáles son los obstáculos a los que se enfrenta para conseguirlos.

Mapa de empatía

 

Por otra parte, ¿a qué tipo de mercado te diriges? En función de las características de tu potencial mercado se realizarán diferentes estrategias para introducirse en el mismo y para captar de clientes.

  • Mercado existente: se conocen perfectamente las necesidades del cliente pero el cliente puede ser reacio a probar algo nuevo. También está la dificultad del posicionamiento dentro del mercado.
  • Mercado resegmentado: es un mercado ya existente, se ofrecen mejoras a un sector específico del mercado. Un ejemplo podría ser el de las compañías aéreas de low cost, ofreciendo viajar al menor coste posible.
  • Mercado nuevo: te enfrentas al desconocimiento por parte del cliente, es posible que el cliente no esté preparado para la propuesta de valor nueva. Habría que detectar early adopters que se hayan intentado mover para obtener una solución a sus necesidades.
  • Mercado clon: en este caso se copian ideas de un mercado y se trasladan a otro mercado diferente.

  

Propuesta de valor

En este paso diseñamos una propuesta de valor que interese a nuestro cliente, es decir, pensamos qué podemos ofrecer a nuestro cliente. Al realizar el diseño plantearemos en una serie de hipótesis que posteriormente validaremos con el cliente. En este caso también nos centramos en tres áreas: Beneficios generados (Gain creators), Problemas resueltos (Pain relievers) y Productos y Servicios (Products & Services).

  • Beneficios generados: qué beneficios obtiene el cliente gracias a nuestra propuesta de valor.
  • Problemas resueltos: qué problemas solucionamos a nuestro cliente, qué “dolor” aliviamos.
  • Productos y Servicios: qué propuesta de valor ofrecemos a nuestro cliente, cuál es nuestro producto o nuestro servicio.

 

En resumen, a la hora de realizar el ajuste entre nuestra propuesta de valor y nuestro cliente, tratamos de dar respuesta a dos preguntas, qué ofrecemos y por qué el cliente va a comprar nuestra propuesta. Por una parte observamos a nuestro cliente y por otra parte diseñamos soluciones que aporten valor al cliente y que solventen sus problemas o “dolores”.

Hay que tener en cuenta que si nuestro cliente ha intentado resolver sus problemas y ha realizado acciones para ello, tendremos mayores posibilidades de que el cliente compre nuestra propuesta de valor.

 

Y tú que opinas, 

  • ¿Has utilizado el modelo Canvas? 
  • ¿Has realizado el ajuste Propuesta de Valor – Cliente?
  • ¿Sabes quién es tu cliente ideal?
  • ¿Por qué deberían comprar tu Propuesta de valor?

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 
Angel Partida
Fundador de “Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!