Jornada ADE, la inspiración se llevó la mejor parte

¿Que pasa cuando quieres materializar la creatividad? Cuando quieres diseñar tu obra o un legado que te haga sentir orgulloso y no sabes por donde empezar, entonces es el momento de actuar.

Se cuenta que uno desea reconocimiento social hasta los 40 y a partir de entonces necesitamos el reconocimiento personal, que es el que nos llena. De ahí surgió la inspiración para nuestra idea de crear y conceptualizar un evento enfocado principalmente en esa creatividad que tenemos y que queremos mejorar, aunque a veces nos cueste encontrarla…

Asi comienza nuestra jornada piloto, mucho más enriquecedora de lo que llegamos a pensar. Todavía hoy estoy asimilando esta experiencia tan positiva que ocurrió el pasado sábado 27 de Mayo en nuestra primera edición del evento Aprende, Diseña y Emprende.

Foto 1ª jornada Aprende, Dieña y Emprende

Al comienzo de esta edición preguntamos a nuestros 15 participantes qué deseaban llevarse del evento y entonces se convirtió en algo más que un reto, era un compromiso. Las expectativas estaban sugiriendo ocupar un lugar privilegiado en las mentes de todos ellos, no les podíamos fallar.

Al terminar el evento prometí escribir un artículo con el resultado de todo lo que vivimos y con las palabras que nos dijeron. Así que ésta es la prueba escrita, esta es la huella que por mi parte dejo de esta increíble experiencia. Os iré contando qué significó cada palabra propuesta con ellos, sin duda un segundo reto, a ver que os parece.

La primera palabra fue creatividad, y la verdad es que rompieron barreras, desarrollar proyectos que no eran de su propiedad les dejo la mente libre, cada idea que iban añadiendo al proyecto se iba consolidando más, todavía siento un escalofrío y una intensa emoción. Por eso cuando se habla de inteligencia social y colectiva hay que comprenderla solo en momentos puntuales, es cuando el pensamiento logra fluir en el mismo lugar dentro de un grupo de personas abiertas a ello, y sí, en aquel momento la inspiración los visitó y se quedó allí viendo como trabajaban…

Conocimiento fue la segunda, muchos de ellos ignoraban el significado de algún tecnicismo pero no les preocupó preguntarlo, ponerse en modo esponja no les costó trabajo, habían asumido que venían a aprender y la curiosidad les enseño el camino.

La tercera fue motivación, dicen que es algo que crece en nuestro interior y la ilusión es lo que manifestamos de ella al exterior, pues las vimos a las dos en cada participante. El brillo en la mirada es inconfundible, cuando uno es feliz, imaginando, creando y compartiendo es el mejor motivo para contagiar su ilusión al resto, pude comprobarlo.

Pero hay una que me hizo pensar, transformación, ¿lograríamos transformar alguna mente? Eso son palabras mayores… Pues sí, el eco de algunas afirmaciones al terminar el evento me hicieron darme cuenta que si, ¡que lo habíamos logrado! Se pusieron en modo mente abierta y lograron transformar y cambiar ideas que hasta entonces habían estado fijas, incluso alguno se reía pensando que su proyecto personal necesitaba cambiarse por completo.

Foto de la jormación, jornada ADE

Y seguimos, la siguiente colaboración, aquí la verdad es que fue emocionante, todo debía celebrarse en la sala principal y ello conllevaba mucho estrés por estar cambiando la disposición del mobiliario en varias ocasiones durante aquel día. Pues todos nos convertimos en un gran equipo que colaboraba activamente en la organización de las cosas, con ello logramos ahorrar tiempo en un timing muy muy ajustado. Lo que hace el mirar por los demás, ¡increíble, surgió la magia! Disfrutaban de cada momento, se estaban conociendo y nos estábamos conociendo, organización y participantes todos al unísono.

La confianza llegó después, una palabra ambiciosa, ¿realmente se llega a confiar en los demás durante 12 horas de participar en un evento? La respuesta es afirmativa, la predisposición, las ganas, aportar el know-how de cada uno, la puesta en común de ideas, el trabajar conjuntamente, dejarse llevar por la inspiración, vivir momentos intensos, divertidos, aprender, todo eso se traduce en confiar en tu entorno.

Vamos con otra palabra más, impulso, esto fue lo más emocionante. Una vez desarrollado cada proyecto, cada equipo salió al escenario con una energía y con un impulso propio de los grandes empresarios actuales. Se comían el mundo, defendían cada proyecto como si de verdad fuera “su proyecto”, estaban muy seguros de saber contarlo y definirlo, eran resolutivos y estaban viviendo una gran emoción al hacerlo.

La siguiente es iniciativa, es casi hermana de la anterior, en este contexto la iniciativa les llevo por un camino escarpado, pero salieron triunfantes. No había más que verlos, soluciones de las que dudaban en la puesta en común interna de cada grupo, en la exposición final se arriesgaron, y claro, el resultado fue muy sorprendente, a día de hoy no se cual de los tres proyectos presentados me gusta más.

Foto de la dinámica al aire libre, jornada ADE

Fortalezas y crecimiento son las siguientes palabras, si no eres fuerte no puedes crecer, se te queda grande, con cada palabra, cada razonamiento, cada paso se iban haciendo más fuertes y grandes, se comían sus miedos e inseguridades.

Otra palabra muy importante, que ya ha salido dentro de estas definiciones, es inspiración, realmente uno debe buscar su lugar y momentos de inspiración, pero también es bueno saber que una persona te puede servir de inspiración. Cuando muchas cabezas piensan a la vez, no existe motor en el mundo que genere más fuerza, y es entonces en esos momentos cuando se hace presente y se comparte por igual.

Miedo fue una de las últimas palabras, quizás por un participante que venía de un largo camino. Pero no fue eso lo que vi en sus ojos al transcurrir el día, se integraba muy bien, a pesar de no conocer a los organizadores, solo nos leyó en un blog y se arriesgo a venir, yo no le llamaría miedo, sino valentía. Agradezco su visión de las cosas, la sinceridad es una de las acciones que más nos hace reflexionar en este mundo, gracias por compartir tus ideas y pensamientos con nosotros interesante perspectiva.

Curiosamente la última fue tecnología, cómo explicar que un concepto tan intangible se puede convertir en tangible. Pues es fácil, se buscó información a través de sus dispositivos móviles y, en gran medida, la tecnología jugaba un papel crucial en cada proyecto grupal, de una manera u otra era imprescindible. Hablaban de aplicaciones móviles para los proyectos, impresoras 3D, Redes Sociales y nuestros mentores también les ayudaron a conocer mejor las herramientas que nos ofrece el mercado a través de la evolución tecnológica actual. Quizás Transformación Digital, Realidad Aumentada y Big Data son la respuesta a la tecnología más inmediata en nuestros negocios, quién sabe.

Trabajando el mdelo Canvas, jornada ADE

Son 14 palabras que se han sentido, se han vivido, se han contado, se han escrito y se han transmitido, sobre todo en sonrisas, miradas, acciones y pensamientos. Pero lo más importante, es lo que nos han contado con su feedback final, han superado todas estas expectativas tan exigentes de la mañana. ¡Uff, prueba superada! Todos nos fuimos con una inyección de energía y motivación. 

Como bronche final ahondamos en las emociones, era necesario, hay que identificarlas, siempre, conocernos es crecer en el día a día.

Foto de los mentores de la jornada ADE

Moraleja:

Equivocarnos nos va a llevar al éxito a través de la experiencia; desaprender y aprender, esto no tiene nunca fecha de caducidad. Juzgar antes de conocer no nos va a dejar ser empáticos, y sin eso no podremos conocer al que tenemos en frente; ser amable, dar abrazos y vivir con corazón nos hará ser mejores y crecer desde nuestro interior.

Tienes que sonreír, es gratis y te pone sexy, la vida es fugaz, vivamos intensamente y no importa intentarlo una y otra vez, porque “todo gran esfuerzo tiene su gran recompensa”, pero lo más importante es vivir sin miedo, porque ser valiente es reconocer que lo tienes, pero que vas a ir de frente hacia él.

Por último, arriesgar en cualquier circunstancia de la vida será lo que nos va a convertir en espartanos, no seremos 300 sino tres mil o los que queramos ser, todo aquel que quiera abrir la mente y nunca más cerrarla, ese ocupara un lugar importante en la mente del resto, hasta el infinito y más alla.

Foto de equipos y final de grupo, jornada ADE

 

Y tú qué opinas,

  • ¿Participaste en la jornada ADE? 
  • ¿Te gustaría participar en una próxima edición? 
  • ¿Crees que la inspiración puede surgir en este tipo de eventos?
  • ¿Cuáles son tus fuentes de inspiración?

 

Te invito a compartir tu opinión y sugerencias en los comentarios.

#reinnóvate

 

Patricia Sánchez-Plaza
Comunicación / Relaciones Públicas / Eventos
Reinnovatio

 

¿Te ha gustado el artículo? Entonces no dudes en compartirlo en redes sociales o por mail. 

¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Comparte y disfruta

    One Response to Jornada ADE, la inspiración se llevó la mejor parte

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *